Xavi se reivindica en su primer Clásico como entrenador: ¿puede hacer al Barça campeón de Liga?

Xavi y Ancelotti, durante el Clásico
Xavi y Ancelotti, durante el Clásico
EFE
Xavi Hernández, en la rueda de prensa posterior al Clásico.
EFE

Tres años después, el Barcelona se ha llevado un Clásico de los que se recordarán (y no por el lado positivo) durante años en el Bernabéu. El primer partido de Xavi como entrenador culé en el feudo del Real Madrid acabó con una goleada que no sólo sirve para reivindicar su figura como técnico, sino también que el equipo cree en todo.

La lección táctica de Xavi sobre Ancelotti quedó patente desde el primer minuto. Que el italiano cambiara de dibujo para poner un 4-4-2 ya deja claro que temía que su homólogo le hiciese sudar... y vaya si lo hizo. Con Pedri mucho más suelto, Xavi consiguió que todos los balones pasaran por Dembélé. No es casual que participara el galo en tres de los cuatro goles y rozase otros tantos. Recuperar a un futbolista que iba a salir vendido en invierno es toda una declaración de intenciones.

Colocar a Araújo en el lateral derecho, lo que provocó que se anulara ese lado por el lado madridista, también fue clave. Y este fue solo un detalle.

Y es que, en buena medida, la llegada de Xavi al banquillo culé supuso un cambio radical en muchos aspectos, incluidos los no futbolísticos. 

En el Clásico se vio perfectamente: tanto en defensa como en la medular y en el ataque, los blaugrana fueron libra por libra superiores, en buena medida porque creyeron más. Desde Piqué a Aubameyang: todos salieron enchufados, mientras que el Madrid lo hizo blando y casi desganado.

¿Es candidato el Barça a ganar la liga?

Antes del partido, Xavi afirmaba que el Barça aún era candidato a ganar LaLiga. En ese momento se leía como un mensaje para intentar que los suyos creyeran, casi una frivolidad visto como un intento de que la moral de la tropa esté en condiciones.

A falta de nueve jornadas, el Barcelona sigue a 12 puntos del Real Madrid. Todo apunta a que es un colchón suficiente, pero la relajación vista en el Clásico en el sector madridista es toda una señal de alerta para la plantilla blanca... y todo un acicate para los culés.

Xavi se colocó la Europa League como una prioridad, pero después de este resultado está claro que no pueden negarse nada. Conseguir ganar esta Liga sería una de las mayores gestas que se recuerdan en la historia del club. ¿Lo logrará el que fuera director de orquesta de aquel Barça de Guardiola?

Xavi ha ridiculizado al Real Madrid, por Iñaki Cano

El baño histórico del Barcelona al Real Madrid en el Clásico reivindica la figura de Xavi y coloca al conjunto culé en una situación inmejorable. ¿Le dará para pelearle LaLiga al todopoderoso líder?
Mostrar comentarios

Códigos Descuento