Fernando Alonso aprieta las tuercas a Alpine desde la primera carrera de la temporada

Fernando Alonso, piloto de Alpine.
Fernando Alonso, piloto de Alpine.
Xavi Bonilla

El piloto español Fernando Alonso, que partirá octavo en el inaugural GP de Baréin de Fórmula 1, ha asegurado que poder estar en la Q3 ha sido "una sorpresa positiva", aunque ha reconocido que deben empezar a "apretar el botón de las mejoras" para tratar de reducir el más de un segundo y medio de distancia con el 'poleman' del sábado, el monegasco Charles Leclerc (Ferrari).

"Estoy contento porque no sabía muy bien dónde estábamos. Tras los inviernos puedes tener sorpresas negativas o positivas cuando llega la primera 'crono', y estar en la Q3 con el coche en el 'Top 10' fue una sorpresa positiva, hicimos un buen trabajo durante el invierno", explicó en declaraciones a DAZN tras la sesión de calificación en Sakhir.

Sin embargo, el asturiano apeló a seguir trabajando después de quedarse en Q3 a segundo y medio de distancia de los tres primeros. "Hay que apretar el botón de las mejoras y en las próximas carreras cerrar el 'gap' con los líderes, porque la distancia con la 'pole position' es de más de un segundo. Tenemos que mejorarlo", subrayó.

Por último, el bicampeón del mundo reconoció que se había sentido "cómodo" durante los entrenamientos libres y "quizás algo más incómodo" en la clasificación. "El fin de semana, en general, ha sido bueno. Mañana, la degradación de los neumáticos va a ser la clave. Vamos a tener que cuidar mucho cómo manejamos la carrera, es un poco una incógnita. No creo que nadie haya dado las 52 vueltas de mañana en el test. En cuanto a la elección de neumáticos, el blando, el medio y el duro, creo que va a haber diferentes estrategias y a ver quién acierta", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento