Los gimnastas rusos desafían los vetos del deporte y compiten con un símbolo de apoyo a la invasión rusa a Ucrania

El gimnasta ruso Ivan Kuliak
El gimnasta ruso Ivan Kuliak
Twitter

La final masculina de barras paralelas de la Copa del Mundo de Doha de gimnasia artística quedó marcada por el desafío del hombre que acabó tercero, el ruso Ivan Kuliak.

El gimnasta de 20 años disputó toda la competición con una 'Z' de esparadrapo en el pecho en lugar del logo de su federación. Ese símbolo es el mismo que llevan los tanques que están participando en la invasión a Ucrania, lo que deja claro que, pese al vacío y las sanciones que están imponiendo a los deportistas rusos, los hay que creen a ciegas las órdenes de Vladimir Putin.

La actitud de Kuliak no es sorprendente para los que le conocen, ni a él ni al entorno de la Federación Rusa de Gimnasia, ya señalada por el caso Valieva en los Juegos de Invierno. El joven, de 20 años recién cumplidos, acaba de pasar el servicio militar (obligatorio en Rusia) hace apenas unos meses; de hecho, esta ha sido su primera competición senior, tras ser uno de los grandes dominadores de las categorías inferiores.

El absoluto adoctrinamiento político en el que viven los gimnastas rusos se debe en buena medida al presidente de la Federación, Andrey Leonidovich Kostin. Además de ejercer de máximo resposable de esta entidad, es el presidente del VTB Bank, uno de los afectados por las sanciones internacionales a la banca rusa. Ferviente creyente en las tesis de Putin y uno de sus hombres de confianza, no duda en presionar a los deportistas (bajo amenaza de expulsión) para que se posicionen políticamente en todas las competiciones. Prueba de ello es que otro gimnasta, 

Ivan Stretovich, también expresó en instagram su apoyo a la guerra.

La comentada imagen de Kuliak con la 'Z' en el pecho se ha producido porque la Federación Internacional de Gimnasia prohibió a los deportistas rusos y bielorrusos competir bajo su bandera a partir del 7 de marzo, por lo que esta Copa del Mundo de Doha era la última para ellos.

Pese al gesto que le ha hecho protagonista, Kuliak fue uno de los perdedores de la competición: el oro fue para Illia Kovtun, ucraniano, que tuvo que aguantar estoicamente en el podio la falta de respeto de su rival y, a la vista está, enemigo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento