Joaquín en estado puro, así fueron sus momentos de euforia tras pasar a la final de Copa: "Ser del Betis es la po..."

Joaquín celebra el pase a la final de Copa.
Joaquín celebra el pase a la final de Copa.
EFE

El capitán del Betis, Joaquín Sánchez, resumió el estado de felicidad en el que se ha instalado el beticismo con su pase a la final de la Copa del Rey ante el Rayo Vallecano con la sentencia de “qué bonito es ser del Betis”.

“Qué gilipollas se vuelve uno con los años”, resumió eufórico Joaquín al término de un partido en el que fue clave al salir en sus estertores, dar el pase que dio origen al empate bético de Borja Iglesias al tanto rayista de Bebé y que le pudo poner la guinda con un tanto que no fue por muy poco.

Joaquín confesó a la televisión de club que Borja Iglesias, autor del gol de la victoria bética, le decía en la celebración “pero, por Dios, ‘Joaqui’, esto qué es”, mientras el extremo portuense no paraba de alabar la gestión del Betis desde arriba hasta el último utillero o cocinero, todos en una manera de proceder de la que iban a salir “cosas bonitas”.

Posteriormente, en los micrófonos de Cope, el capitán bético fue más contundente: "Ser de cualquier equipo es muy bonito, pero ser del Betis es la polla", dijo.

Antes, lo más de cincuenta mil béticos que se han dado cita en el Benito Villamarín explotaron junto a sus jugadores cuando el árbitro Juan Martínez Munuera pitó el final de un partido agónico ante el Rayo Vallecano que les ha dado paso a la gran final de la Copa del Rey el próximo 23 de abril en La Cartuja, una fiesta a la que se ha sumado hasta la mascota bética, Palmerín.

“No pesa ‘na’ el Palmerín”, bromeó Joaquín, quien bajó el balón al suelo de la realidad y dijo que ahora hay que disfrutar el momento y centrarse desde ya en el próximo partido liguero del próximo domingo ante el Atlético de Madrid en el Villamarín.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento