Gómez-Raggio, el aspirante fallido a la Federación Española de Remo: "Llamar hijo de p... a Pedro Sánchez no es delito"

José Agustín Gómez-Raggio y Pedro Sánchez
José Agustín Gómez-Raggio y Pedro Sánchez
Agencias

El abogado malagueño José Agustín Gómez-Raggio se quedó a las puertas de convertirse en presidente de la Federación Española de Remo. Aunque fue votado por la mayoría no alcanzó la absoluta para que la moción de censura que presentó contra Asunción Loriente saliera adelante, después de perder un cuantioso número de apoyos en las horas previas a la asamblea.

En buena medida, muchos se echaron atrás por la polémica suscitada después de que salieran a la luz sus tuits (su cuenta ha sido eliminada) en la que insultaba gravemente a políticos como Pedro Sánchez o Pablo Casado, además de mostrarse orgulloso de ser fascista, racista (llamaba "hijos de puta" a los chinos), amén de negacionista de la pandemia.

Lejos de arrepentirse de estas manifestaciones, Gómez-Raggio se reafirmó en ellas en una entrevista en 'El Partidazo de COPE'. El andaluz argumentó que, en el contexto de las redes sociales y amparándose en la libertad de expresión, tenía todo el derecho a llamar lo que quisiera a Pedro Sánchez entre otros.

"Llamar hijo de puta en las redes no es un insulto, es una crítica", afirmaba, ante el asombro de Juanma Castaño que le estaba entrevistando. 

"Nos decimos barbaridades unos a otros, hay que tener la piel más gruesa", argumentaba. En concreto, hacia los insultos que dirigió al presidente del Gobierno, lo explicó. "Usted habrá oído que un parlamentario dice la presidenta del Congreso (Meritxell Batet) es una prevaricadora. Eso es imputarle un delito perseguible de oficio. Llamar hijo de puta a Pedro Sánchez no es delito. Si Pedro Sánchez se hubiera sentido malherido o insultado ya me habría demandado", afirmó, y matizó que él se refería a la persona en concreto y no al cargo que ostenta.

Cuestionado en concreto sobre los insultos a los chinos, Gómez-Raggio señala que esa frase "se saca de contexto" porque se refiere "al virus chino, a la pandemia del coronavirus que hemos sufrido que proviene de China porque el virus se escapa de un laboratorio de Wuhan".

Este tipo de expresiones le parecen "totalmente normal". En cuando a la derrota en la votación que, aunque ganó, no le dio la mayoría cualificada para ganar la moción de censura, Gómez-Raggio asegura que el debate debería ser sobre la "injerencia del Gobierno en una asociación privada".

Lo que sí ha quedado claro es que, después de esta rocambolesca situación, Asunción Loriente mantiene una presidencia muy débil. Siete meses después de ser elegida, 37 asambleístas votaron "por una persona que dice hijo de puta" (según palabras de Gómez-Raggio), lo que suscita un futuro muy incierto para el remo español.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento