ENTREVISTA | Carolina Marín: "Desde que me rompí la rodilla no pienso en otra cosa que el oro olímpico en París"

Carolina Marín
Carolina Marín
Jorge París
Carolina Marín.
Jorge París

Campeona olímpica en Río 2016, tres veces campeona del mundo y cinco de Europa de bádminton, las lesiones se han cebado con una de las mejores deportistas de nuestro país. En enero de 2019, Carolina Marín sufrió una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha que le tuvo siete meses fuera de las pistas. A su vuelta, su gran reto era Tokio en 2020, pero la pandemia los aplazó un año y entonces la desgracia se volvió a cebar con la onubense, que en junio de 2021, a dos meses del inicio de los Juegos, se rompió de nuevo la rodilla.

Pero Marín es una luchadora. Tras un duro fin de semana de luto y reflexión, se dijo a sí misma que no solo iba a volver, sino que su objetivo eran los Juegos de París 2024, para los que ‘solo’ quedaban tres años. La jugadora española está en la recta final de su recuperación –se espera que esté de vuelta el mes que viene– y solo piensa en una cosa: lograr otro oro olímpico. 

En primer lugar, ¿cómo está?

Contenta por cómo ha salido todo el proceso, cómo me voy encontrando, cómo va respondiendo la rodilla. Ya estamos metiendo mucha movilidad en la pista. No aún como situación de partido, pero nos vamos acercando cada vez más a ese momento.

Ha vivido la cara más dura del deporte. Dos lesiones tan duras y seguidas...

No es solo cuando tienes la segunda, sino que la tienes a dos meses de los Juegos y de querer ganar otra medalla de oro olímpica. Fue un momento muy, muy complicado, de hecho de mi carrera deportiva el que más sin ninguna duda. Me encontraba muy bien, mentalmente y físicamente, tenía claro el plan de juego que iba a llevar. Mala suerte de que en un movimiento la rodilla me giró más de lo normal y en ese momento sabía que me había roto sin ninguna duda. Tuvieron que pasar pocos días, el fin de semana pues fue un viernes, para cambiar de mentalidad y decir ‘esto me ha pasado y será por algo pero ya solamente quedan tres años para los siguientes Juegos Olímpicos’. En ese momento, toda mi cabeza, mi enfoque y mi cuerpo estaba en París 2024.

¿Mentalmente cómo lo ha vivido? ¿Ha sufrido mucho?

Sufrir, sufrí, sobre todo por verme cerca de los Juegos. Ver unos Juegos desde el sofá no fue nada agradable, pero sí es cierto que hemos ido trabajando cada una de las emociones. Lo hablaba mucho con mi psicóloga para ver en qué momento estaba, cómo respondía la rodilla, cómo iban pasando los días, el tipo de dolor… hemos trabajado todos esos aspectos.

Al tema de la salud mental se le está dando ahora una gran importancia

Para mí es una pieza más de mi equipo y fundamental. Llevo trabajando con psicólogo desde los 15 años. Me vine a Madrid con 14 y al año siguiente tenía, y con la psicóloga que tengo a día de hoy empecé en verano de 2018. Es una persona con la que trabajo muchos aspectos, tanto deportivos como si tengo algún problema personal.

¿Vio algún partido de bádminton de Tokio?

De bádminton… nada. Aquí en España no se retransmitió, tenías que tener una aplicación de pago, los horarios no me venían bien porque seguía teniendo que hacer la rehabilitación… así que fue un momento que dediqué a mí, a desconectar y a pensar en la recuperación de mi rodilla.

Hace poco hemos visto a Nadal pasar de ir en muletas a, en 4 meses, ganar el Abierto de Australia. ¿Eso es para usted, otra de las grandes deportistas españolas, una motivación extra o una presión por la exigencia?

La presión la gestionamos nosotros. Está claro que el público, sobre todo de tu país, quiere que ganemos siempre. Pero en esta lesión hemos tratado más ese lado más humano, porque somos deportistas, pero también personas, como los de a pie de calle, somos iguales. Sufrimos también, aunque en la televisión solo se vea cuando ganamos o perdemos, pero nos pasan muchas cosas detrás de las cámaras. Lo que hace Nadal nos deja sin palabras, estaba casi para retirarse y de repente lo vemos ahí subido después de cinco horas de partido ganando el trofeo en Australia. Siempre ha sido un referente para mí, pero lo importante es la persona que es detrás de las cámaras. Esa humildad. Pese a todo lo que ha ganado y lo grande que es como deportista, sigue siendo la misma persona para seguir disfrutando del tenis. En mi caso es lo mismo, yo salí de Huelva para salir y disfrutar de lo que hago, el bádminton. Para mí es motivo de elogio seguir haciendo lo que hago pese a las lesiones que he tenido.

Carolina Marín
Carolina Marín
Jorge París 

Quedan algo más de dos años para París. Ni mucho menos le quiere retirar, pero… ¿piensa en el después y en el final de su carrera?

A ver, está claro que en tu cabeza pasan pensamientos. Ya no tengo 20 años, tengo 28. Cuando llegue a París, lo haré con 31 años. Mi cuerpo ha sufrido ya lesiones muy graves. Después de París no sé si será mi final o si mi cuerpo aguantara y lo alargo un poco más, todo dependerá de mi salud. Pero sí es cierto que vas viendo más cerca el final de esa carrera. Aunque tu cabeza lo piensa, me gusta vivir el día a día para disfrutar el presente.

Ha colaborado en un documental contra el bullying y ha relatado que lo sufrió de niña

Para mí ha sido un placer colaborar en este proyecto que es bonito, concienciador e importante que la sociedad lo vea. No solo las personas que lo sufren, también los que lo hacen y los que son testigos, que son los que lo pueden cortar. Yo sí he sufrido bullying, de pequeña, acoso escolar. Me han dicho muchas cosas, se han metido conmigo. Lo he pasado muy mal, ha sido una etapa bonita pero también desagradable, es algo que te queda marcado para toda la vida. Te hace tener miedos, rencores a ciertas personas que te han hecho bullying, pero el paso fundamental es haber podido llegar a expresar el problema. Lo hice con mis padres y con el director del colegio. Gracias a este proyecto podemos concienciar a la gente.

Para finalizar, ¿se ve con el oro olímpico dentro de dos años?

Sin ninguna duda. Desde que me rompí la rodilla no pienso en otra cosa y en mi cabeza no hay otra cosa que la medalla de oro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento