Un histórico del voleibol español, investigado por presuntos abusos sexuales a dos jugadoras de 18 años

  • Cosme Prenafeta está en el punto de mira por los hechos que presuntamente ocurrieron durante una comida en su casa.
Foto de recurso de un partido de voleibol femenino.
Foto de recurso de un partido de voleibol femenino.
RFEVB

El Juzgado de Instrucción número 2 de Almería investiga por sendos delitos de abusos sexuales a dos jugadoras al entrenador e histórico jugador selección española de voleibol y del Club Voleibol Almería Cosme Prenafeta.

El auto de transformación en procedimiento abreviado, al que ha tenido acceso Efe, señala que los presuntos hechos por los que Prenafeta será juzgado tuvieron lugar el pasado 28 de diciembre, cuando las dos víctimas y el resto del equipo acudieron a una comida a casa de su entrenador. La Fiscalía de Almería ha solicitado provisionalmente penas que suman cuatro años de prisión. según adelanta Efe.

El auto indica que en cierto momento se marcharon el resto de compañeras y Prenafeta habría solicitado a las dos denunciantes, de 18 años, que se quedaran “un rato más”, tras lo que estuvieron “tomando bebidas alcohólicas y jugando a juegos de preguntas de contenido sexual”.

Según el auto, “en diversos momentos de la noche”, el investigado habría besado en los labios o en el cuello a ambas sin el consentimiento de las jóvenes, que lo habrían apartado “en todo momento”, llegando a tocar las nalgas de una de ellas.

La Fiscalía detalla en su escrito de calificación que lo hizo con “ánimo de satisfacer sus deseos lúbricos” y que estos presuntos hechos se produjeron sin el consentimiento de ambas jugadoras, y añade que una de ellas presenta en la actualidad una “sintomatología depresiva”.

Así, la fiscal considera a Prenafeta autor de dos delitos de abusos sexuales, solicitando penas individuales de dos años de prisión por cada uno de ellos y la imposición de sendas órdenes de alejamiento de 200 metros respecto de las víctimas durante tres años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento