Paco Gento, la galerna que arrasó Europa

Paco Gento, en la sala de trofeos del Real Madrid.
Paco Gento, en la sala de trofeos del Real Madrid.
EFE
Paco Gento, en la sala de trofeos del Real Madrid.
EFE / ATLAS

El Real Madrid colecciona leyendas en sus 120 años de historia. Jugadores legendarios que asfaltaron el camino del club hacia lo más alto del fútbol. Decenas de nombres inolvidables y otros tantos títulos a sus espaldas. Pero, por encima de ellos, hay una categoría especial de futbolistas, a la que no se accede con facilidad, y que son directamente el Madrid. Entre ellos siempre estará Paco Gento.

La 'Galerna del Cantábrico', que desde 2016 había ejercido de presidente de honor de la entidad madridista, era, más allá de títulos- una figura sagrada que constituyó el mito que es para el fútbol mundial una casa como la blanca.

Nacido en Guarnizo, Cantabria, en 1933, se vio obligado a apartar los libros con 14 años para ayudar en el negocio familiar. Sólo un año después daba sus primeros pasos en el fútbol, en equipos locales que le llevaron a cumplir su primer sueño: vestir la camiseta del Racing de Santander.

Su salto a la Primera División le valió con 20 años el billete al Real Madrid, en el que recaló al mismo tiempo que Di Stéfano para cambiar la historia.

La llegada de Gento en 1953, junto al argentino y las posteriores de hombres como Kopa y Puskas, es un punto de inflexión en la exitosa vida del club blanco. Esa primera temporada del cántabro y Di Stéfano, el Madrid conquistaba una Liga que se le llevaba resistiendo 15 años. Algo había cambiado y era gracias a ellos.

El Rey de Europa

La creación de la Copa de Europa en 1955 abrió un periodo estelar para el Real Madrid, que conquistó las cinco primeras ediciones del prestigioso torneo; todas ellas con Gento de titular. Años después, en 1966, cuando el club blanco volvía a saborear las mieles europeas tras un lustro de sequía, Don Francisco era el titular del club en el que brilló con su zurda irrepetible durante 18 temporadas. 

En "su casa", que él mismo decía, levantó un total de 23 títulos, siendo durante muchos años el más laureado de la historia del club, recientemente igualado por Marcelo.

Colgó las botas en 1971 bordando de oro en el libro de las leyendas sus 600 partidos y 182 goles. Un vendaval, haciendo honor a su apodo, que inundó de madridismo el fútbol mundial y que será para siempre ese estruendo que acumula admiraciones, acelera corazones y acapara los aplausos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento