Líos familiares, conspiraciones y disputas: la polémica sigue salpicando a Maradona un año después de su muerte

Diego Maradona y sus hijas Giannina (izquierda) y Dalma (derecha).
Diego Maradona y sus hijas Giannina (izquierda) y Dalma (derecha).
GUILLAUME HORCAJUELO / EFE

Se cumple un año de una de las muertes que más ha impactado a la sociedad en la historia del deporte: la de Diego Armando Maradona. El 'Pelusa' murió el 25 de noviembre de 2020 a los 60 años de edad tras sufrir un paro cardíaco en la casa en la que se recuperaba de una reciente operación en el 'country' San Andrés del barrio bonaerense de Tigre.

Desde el momento en el que trascendió el fallecimiento del dios del fútbol argentino, todos sus fieles salieron a las calles a celebrar su vida, mientras en los medios comenzaba un desfile de especulaciones sobre el adiós del '10' que, todavía un año después, sigue copando titulares.

Las incógnitas de los últimos días de Maradona

Para conmemorar el triste aniversario de la muerte de 'El Diego', Spotify ha editado un podcast que repasa precisamente los últimos días de su vida. En su momento, la autopsia preliminar ofreció diversos detalles que daban buena cuenta de cómo vivía Maradona antes de marcharse para siempre.

No se encontraron en su cuerpo sustancias ilegales en el momento de su muerte, aunque su corazón pesaba el doble de lo debido, algo que los médicos en primera instancia no fueron capaces de explicar.

El médico de urgencias que lo atendió, Colin Campbell, explica en el citado podcast cómo encontró al astro tras acudir a la llamada a emergencias: "En la cama estaba Diego. Estaba acostado, sobre el lado derecho de la cama, con la cabeza contra el ventanal y los pies en donde tenían que estar como cualquier persona durmiendo. Parecía que estaba durmiendo", explica.

"Me acerco a tomarle los signos vitales, y al tocarlo tenía un sudor frío característico de una persona que estaba sin vida más de dos o tres horas. Intenté tomarle los signos vitales, escuchar con el estetoscopio, utilicé el tensiómetro... pero no se podía encontrar ningún signo vital", añade Campbell.

Sin embargo, no es el médico de urgencias el que más focos atrajo tras la muerte de Maradona, sino el doctor personal que veló por su salud tras la operación de la cabeza de la que se recuperaba: Leopoldo Luque. Investigado por posible homicidio doloso, el médico ha sido uno de los nombres más repetidos en la vorágine de polémicas nacida desde el 25 de noviembre de 2020.

Fieles aficionados y seguidores del astro argentino expresan su sentimiento rindiéndose a los pies del '10'.

Luque y Cosachov, y unos whatsapps sospechosos

Leopoldo Luque, el médico, y Agustina Cosachov, la psiquiatra presente en el equipo de cuidados de Maradona, siguen en el punto de mira por los cuidados que ofrecieron al exfutbolista en sus últimos días.

Poco después del adiós de Maradona, salieron a la luz una serie de audios y mensajes entre ambos que engordaron las incógnitas en torno a su muerte.

"Avísame si están enojados con nosotros", llegó a decir Luque, a quien le preocupaba que la familia de Maradona culpara a los médicos de su muerte.

"Se va a cagar muriendo el gordo", pronunció el doctor en otro audio que envió en el momento de la muerte del '10', cuando se dirigía hacia su casa.

Cruces de acusaciones entre los doctores y la familia -los médicos denunciaron que el entorno le proporcionaba marihuana a Maradona- continúan aún a día de hoy, con Leopoldo y Cosachov fichados como procesados a la espera de la resolución final. 

"A Diego lo dejaron morir"

Por si fuera poco, a las acusaciones de la familia hacia el equipo médico encargado del cuidado de Maradona y los audios sospechosos, se sumó el testimonio de Mauro Baudry, abogado de Maradona y actual pareja de Verónica Ojeda, expareja del Diez.

"No tenía ni los elementos adecuados, ni la medicación para el corazón, ni había estudios clínicos"

Baudry no entendía por qué con todos los medios sanitarios de los que disponían en exclusiva para la leyenda, pudiera morir de esa manera: "Hay que investigar a todos los que participaron del cuidado de Diego y sobre la posibilidad de que hubiera un abandono de persona, porque como ustedes conocen, no estaban ni los elementos adecuados ni la medicación para el corazón, ni había estudios clínicos. Tuvo una caída donde se golpeó el parietal derecho contra una pared y no fue atendido", explicó con detalle. 

Maradona, "abandonado"

Durante todos estos meses, las acusaciones no han partido únicamente de parte del entorno más cercano del Pelusa hacia los médicos, sino desde dentro del propio entorno.

Igual que los doctores sugerían que el entorno cercano le ofrecía marihuana cuando lo tenía terminantemente prohibido, una hermana del astro denunció que las propias hijas del '10' lo tenían "abandonado".

"Diego estaba abandonado por sus hijas. ¿Cuándo vinieron las hijas a verlo? Nunca, jamás, eso sí lo podemos comprobar", dijo Ana Maradona.

Prohibido incinerar por pruebas de paternidad pendientes

Más allá de las acusaciones entre las partes y las incógnitas que aún hoy rodean la muerte de Maradona, hay otra serie de polémicas que rodearon al '10' tanto vivo como muerto. Una de ellas, las diferentes demandas de paternidad.

Tanto es así que la justicia argentina ordenó que el cuerpo del exfutbolista no fuera incinerado por tener aún pendientes varias demandas de paternidad.

Acusaciones de violencia, violación y trata de personas

Aun en vida de Maradona, en 2014, una de sus exparejas, Rocío Oliva, aseguró que el astro le golpeaba y lo denunció por violencia de género. Una sombra que siempre ha acompañado al '10' y que se ha agravado tras su muerte.

Hace apenas unos días, una mujer cubana, Mavys Álvarez, acusó a Maradona de violación, ocurrida durante el año 2000, en la época en la que el argentino residía en La Habana:

"Maradona me tapó la boca para que yo no gritara, para que no dijera nada y abusó de mí. Mi mamá vino a verme ese día a la casa donde estábamos en La Habana y Diego no le quiso abrir la puerta de la habitación. Mi mamá tocó y él no abrió. Me violó. Eso fue lo que pasó", cuenta, en un testimonio desgarrador en el que también implica el exjugador en una trama de trata de blancas. 

Una herencia envenenada

En medio de todo el revuelo de incógnitas sobre su fallecimiento, de las demandas de paternidad y de las graves acusaciones de violación, la fortuna de Maradona continúa sin repartirse.

El patrimonio del 'Pelusa' se calcula que ronda los 500 millones de dólares, pero las numerosas deudas hacen que sea difícil calcular una cantidad que realmente no ha trascendido.

El próximo 19 de diciembre saldrán a subasta varios bienes de lujo del argentino, como coches u objetos deportivos propios cuyo valor es estratosférico, para cumplir una de las voluntades del '10' que era "no dejar nada a nadie".

Si bien es cierto que en su entorno aseguran que "Diego era muy generoso" y realizó infinidad de regalos en vida. 

La parte más peliaguda del litigio por la herencia es la que mantienen sus hijas mayores, Dalma y Giannina, con Matías Morla, exabogado y hombre de confianza del '10', por la marca comercial Maradona, de la que se apropió.

Las hijas del astro presentaron una denuncia formal para impedirle a Morla manejar la marca, al tratarse la esta, poseedora de los derechos de imagen -que afecta a todo el merchandising y posibles producciones audiovisuales, etc- de la herencia más lucrativa del 'Pelusa'. 

Un año después de su muerte, el legado del 'Diez', para bien o para mal, continúa más vivo que nunca

Mostrar comentarios

Códigos Descuento