Las claves de la interminable crisis del Barça de Koeman esta temporada

Ronald Koeman
Ronald Koeman
AFP7 vía Europa Press

El Barça sigue en su montaña rusa particular y en estos últimos días en caída libre, y las sensaciones parecen mostrar que lo hace sin frenos. El club sumó su segunda derrota en tres días y, pese a que la del Clásico puede ser excusable, no lo fue la de este miércoles contra el Rayo Vallecano, que finalmente acabó precipitando la esperada destitución de Koeman como entrenador del equipo culé.

Los azulgranas volvieron a dejar mucho que desear y su técnico volvió a ser uno de los señalados, pero no es el único factor que ha desencadenado que el equipo se encuentre en esta situación. 

¿Te parece bien la destitución de Koeman?

Las ideas de Koeman

Pese a que se acusa de que el señalamiento fácil es al entrenador, en el caso del neerlandés, ya fuera del banquillo, es inevitable. Koeman parecía tener dos modos: o el de las ideas locas o el de no saber qué hacer. Ejemplo de la primera fue poner a Dest como extremo, que si bien aporta desequilibrio y desborde, de cara a puerta le falta, y eso ya le ha costado dos goles muy importantes al Barça en ocasiones muy claras contra el Real Madrid y contra el Rayo.

La otra versión de Koeman es la de no saber qué hacer, y eso se traduce en solucionar los partidos con Luuk de Jong y Piqué arriba para rematar balones colgados... que en Can Barça nunca han sido muy efectivos. En este caso, también hay que ser crítico con el delantero neerlandés, al que se fichó por su calidad rematando de cabeza y también ha perdonado lo imperdonable en los partidos en los que más le necesitaba el Barça, como contra el Bayern, el Benfica o en el Clásico.

Los jóvenes, víctimas de la planificación

No es casualidad que una de las peores temporadas que muchos recuerdan del Barça coincida con la aparición de jóvenes talentos de manera tan disruptiva como está ocurriendo con Gavi o Nico. Contando a Pedri, de 18 años, como un futbolista ya asentado, las dos nuevas perlas azulgranas están teniendo una importancia que a su edad no deberían tener

Más allá de por la presión que les puede generar y evitar que rindan como deben, porque es muy complicado plantarse en todo un primer equipo del Barcelona y ser titulares desde el primer minuto como ambos lo están siendo de manera alternativa. Y peor aún es que el club espere que estos sean diferenciales, puesto que todavía les falta pulirse en situaciones dentro del verde que solo el tiempo les dará. 

Las lesiones

Es innegable que la forma del Barça está directamente relacionada con el calvario de lesiones por el que está pasando la plantilla del azulgrana. Ansu Fati, Dembélé, Pedri, Araujo, Frenkie de Jong o Agüero son algunos de los futbolistas a priori titulares que han visto este arranque de temporada empañado por problemas físicos. Hasta con Braithwaite da la sensación de que el delantero podría aportar a este equipo que parece ir a la deriva.

Sin goles, sin confianza

Toda esta serie de catastróficas desdichas han mermado enormemente la confianza y, por consiguiente, el estado de forma de los azulgranas. Los culés han mostrado una mezcla de apatía y frustración en los compases finales de los partidos qque inevitablemente nubla su creatividad, sobre todo a la hora de remontar o desatascar partidos

Así se pudo ver en el último partido contra el Rayo, en el que un futbolista como Depay, cuyo juego es el de un jugador que rebosa confianza, se vio comido mentalmente por Dimitrievski en el penalti que detuvo el macedonio y que hubiese supuesto el empate ¿y la remontada? de los azulgranas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento