La afición de Hungría se pelea con la seguridad de Wembley y la contienda termina con seis detenidos

Aficionados de Hungría durante la Eurocopa
Aficionados de Hungría durante la Eurocopa
DPA vía Europa Press

La afición húngara ha vuelto a protagonizar un episodio de violencia racista, esta vez como visitantes en el estadio de Wembley, en el que seis personas fueron arrestadas durante la disputa del Inglaterra-Hungría de la fase de clasificación para el Mundial de Catar 2022 por insultos racistas y peleas con la policía.

Las peleas con la policía estallaron en la zona de la grada húngara, después de que el equipo de seguridad del encuentro intentara detener a un aficionado por insultar de forma racista a un vigilante de seguridad. Según lo que explicó la Policía Metropolitana de Londres, el incidente fue "menor", pero los policías tuvieron que usar porras para contener a la multitud.

Tras la batalla campal en las gradas se produjeron seis detenciones: al aficionado que comenzó con los insultos racistas, a dos más por las peleas con la policía en las gradas y a tres personas fuera del estadio por "desorden" y "ebriedad".

Los hinchas de la selección húngara son reincidentes en este tipo de acciones por las que ya fueron sancionados. Una multa de 100.000 euros a la federación y tres partidos a puerta cerrada fue el castigo del organismo de control ético y disciplinario de la UEFA por el comportamiento de la grada húngara durante el Hungría-Portugal del 15 de junio, el Hungría-Francia del 19 de junio y el Alemania-Hungría del 23 de junio de la Eurocopa 2020.

De nuevo Wembley

Este es el segundo incidente que ocurre en Wembley en los últimos tres partidos, después de lo ocurrido en julio en la final de la Eurocopa, cuando decenas de aficionados ingleses lograron colarse en el estadio, rompiendo las barreras de seguridad de la policía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento