Niko Sherazadishvili, aún hundido tras Tokio 2020: "Hubo demasiada presión y otras cosas que no deberían estar"

Niko Sherazadishvili, durante los Juegos Olímpicos de Tokio
Niko Sherazadishvili, durante los Juegos Olímpicos de Tokio
Diego Souto / COE

Uno de los grandes 'palos' que se llevó al delegación española en los Juegos Olímpicos de Tokio fue la eliminación de Nikoloz Sherazadishvili, vigente campeón del mundo de su peso, en cuartos de final. Su bestia negra, el ruso Mikhail Igolnikov (que le ha ganado en siete de sus nueve enfrentamientos), le privó del camino directo hacia un podio al que aspiraba seriamente, y luego Davlat Bobonov con una técnica de oro le mandó a casa. Muy doloroso.

Han pasado más de dos meses, pero el gigantesco judoca español aún no ha recuperado del todo la sonrisa. Han sido semanas muy duras en las que ha recibido una bofetada a sus aspiraciones tal que ha hecho lo que nunca: irse de vacaciones. En una jornada en la sede del COE de homenaje a los olímpicos que fueron a Tokio, le relata a 20minutos cómo ha sido su progresiva recuperación mental y anímica, que aún no ha acabado.

Han pasado ya unos meses, así que la pregunta es obligada: ¿cómo está?

Bien. Me he despejado y he desconectado después de los Juegos Olímpicos. He tenido vacaciones, que hacía años que no tenía vacaciones, y ahora con muchas más ganas de volver a empezar el ciclo nuevo y superar cosas que no hemos conseguido. Ahora me vienen recuerdos y sentimientos cuando me acerco o veo a los deportistas olímpicos que hace tiempo que no veo, o que la última vez fue en los Juegos... Cuando vengo al COE me vienen a la cabeza esos recuerdos, pero en general estoy bien y con muchas ganas de empezar bien el año y de pensar ya en la clasificación olímpica.

Le veo aún muy fastidiado. El palo fue bestia...

Sí, la verdad es que sí. Ha sido muy duro. Tengo que aprender de todo. Esto no es fácil, no es como a nosotros nos gustaría. Evidentemente yo estaba preparado para ganar, y entrené para ganar. Pero quizá demasiada presión y otras cosas que acompañan que no deberían estar ahí perjudican a la competición, y las ha habido. Hay que aprender de ello y que no nos vuelva a pasar en París.

"Quizá demasiada presión y otras cosas que acompañan que no deberían estar ahí perjudican a la competición, y las ha habido. Hay que aprender de ello y que no nos vuelva a pasar en París"

En París 2024 ya solo puede mejorar, así que... ¿el objetivo seguirá siendo pelear por medalla?

Yo siempre que esté compitiendo y esté entrenando como estoy entrenando no voy a tener otra mentalidad que no sea ganar. Si pienso solo en una medalla o en un quinto, no entrenaré a ese nivel ni tendré esa motivación. Y si no tengo esa motivación, dejaré el deporte. No puedo entrenar sin pensar en lo más alto. Luego puede pasar cualquier cosa: he perdido en unos Juegos Olímpicos pese a que iba con la mentalidad de ganar y tenía todo para poder ganar. Pero la mentalidad es esa, soy así y no voy a poder cambiar. Si estoy entrenando así y dándolo todo, mi cabeza y mi cuerpo me piden eso: ir a por el oro.

¿Ha pedido ayuda profesional o se ha refugiado en los suyos?

No he llamado a nadie para hablar de esto, la verdad. Lo contrario: me quedo conmigo mismo, me doy vueltas a mi mismo, empiezo a analizar lo que he hecho y me ha pasado para que no me vuelva a pasar. Mi gente siempre está ahí, más en los momentos malos o más duros. Pero lo mejor que tengo de mi familia es que desconecto con ellos. No hablamos del tema del deporte porque le dan más importancia a otras cosas. Igual que a mi me gusta estar desconectado y no me gusta hablar de judo, y menos cuando estoy tan dolido. Por eso desconecto, estoy bien y tengo muchas ganas de volver a empezar.

Pasada la página de los Juegos, ¿cuál es el siguiente reto?

Es el Grand Slam. No está planificado el calendario para nosotros aún, tengo que sentarme con mi entrenador y planificar. Pero queremos prepararnos bien y entrenar bien, he estado de vacaciones mucho tiempo. Nunca había tenido vacaciones, así que para recuperar bien la forma y estar al 100% yo creo que será para febrero mi primera competición.

¿Qué ha hecho en sus primeras vacaciones en años?

Me fui a Georgia con toda mi familia y no metí en la maleta nada deportivo. Para no hacer ni físico. Normalmente siempre hago físico, aunque no haga judo. Este ha sido un descanso tan diferente que me obligué a mi mismo a no hacer deporte para que fuera desconectar. No necesitaba descansar físicamente, sino psicológicamente. No sé si estará bien o mal, pero me ha servido para desconectar y estar totalmente listo para volver a empezar.

Igual le pilla lejos, pero... ¿se imagina como anfitrión de los Juegos Olímpicos de Madrid 2036?

Es bastante, ¿eh? Yo había pensado hasta 2032 como muchísimo. Si llega a ser en Madrid en el 32 sí lo hubiera hecho. Ese año tendré 36, entonces... no lo sé. Ya serían 40 años en 2036 y es muchísimo. En el judo, por lo duro que es y las lesiones, es complicado. Aguantar hasta los 36 ya es muchísimo y te tienen que favorecer muchas cosas, porque más allá de las lesiones es la motivación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento