El CEO del Barça relata la ruina en la que convirtió Bartomeu el club: "Si fuera una SAD, supondría la disolución"

Joan Laporta y Ferrán Reverter, en la rueda de prensa de aclaración de cifras.
Joan Laporta y Ferrán Reverter, en la rueda de prensa de aclaración de cifras.
EFE

El CEO del FC Barcelona, Ferrán Reverter, ha comparecido este miércoles ante los medios para ofrecer los resultados de la Due Dilligence y aportar absoluta transparencia a la situación financiera del club, más crítica de lo esperado.

La salud económica del club azulgrana era tan grave en marzo que, en palabras de Reverter, "si fuera una Sociedad Anónima Deportiva, supondría la disolución". 

El CEO ha detallado las prácticas de la anterior Junta Directiva, presidida por Josep María Bartomeu, máxima responsable del actual escenario, en el que el club adeuda un total exacto de 1.482 millones de euros. 

La culpa, de una "pésima gestión y una nula planificación, basada en la improvisación", relata Reverter, cuyo mayor error achacan, una vez culminada la auditoría, a la mala gestión de los fichajes y la excesiva masa salarial:

"Cuando fichaban, no planificaban si podrían pagarlo. En el caso de Griezmann, la misma noche que lo ficharon, vieron que no había dinero y esa noche se buscó un fondo para hacer un 'factoring', que tiene comisiones de apertura. La operación Coutinho, que cuesta 120 millones, acaba costando 16,6 más de costes financieros. Compraban jugadores sin saber si los podían pagar", explicó. 

La llegada de la unta Directiva de Joan Laporta alivió ligeramente a situación al realizar una refinanciación de urgencia y reducir la masa salarial, aunque queda mucho camino por hacer, como el propio Reverter reconoce:

"El Barça lo primero que tiene que hacer son los deberes. Hemos hecho una gran parte, ha bajado la masa salarial, pero hay que seguir trabajando y si eso pasa por supuesto podremos fichar jugadores cracks. El Barça tiene 'Fair Play' y a partir del año que viene si sigue haciendo los deberes podrán venir los jugadores que queremos", dijo, sobre posibles futuros fichajes en esta situación. 

Pendientes de posibles ilegalidades

De momento, avanzó que han detectado indicios de irregularidades. "Hasta que no terminemos ese 'forensic', no se podrá decidir si esos indicios se pasan a legal, y los servicios jurídicos decidirían acciones a emprender. Nos tienen que decir si hay motivos o no para ir a tribunales, y para ello hay que esperar al 'forensic'. Y esa falta de información lo está haciendo todo muy complicado", lamentó.

"No sé si lo peor está por salir o no. Pero ya hemos explicado muchas cosas para entender lo que ha pasado en el Barça estos años. Si saldrán más cosas no lo sé y habrá que esperar", se sinceró el CEO del club.

La 'Due Diligence' financiera fue encargada por el FC Barcelona a la firma Deloitte con el objetivo de analizar los resultados del club durante las temporadas 2018/19, 2019/20 y los nueve primeros meses de la temporada 2020/21, y para tener los detalles de la situación económica y financiera hasta marzo de este año, cuando la actual Junta Directiva tomó posesión del cargo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento