El futuro del equipo de Valentino Rossi está en el aire después de que le 'timase' un supuesto príncipe saudí

Valentino Rossi
Valentino Rossi
EFE

El plan de Valentino Rossi y su equipo Team VR46 de cara al mundial de MotoGP de 2022 hace aguas. Dicho de otro modo, en pleno mes de octubre, hay muchas posibilidades de que se quede en nada.

Cuando en el mes de abril la compañía Tanal Entertainment Sport & Media, propiedad del príncipe saudí Abdulaziz bin Abdullah Al Saud, emitió un comunicado haciendo oficial el acuerdo entre el propio Rossi y la petrolera saudi Aramco por 18 millones anuales durante cinco años, nadie podía imaginar lo que vendría más adelante.

La delegación de Aramco en Gran Bretaña, Brunswick Group, desmintió dicho acuerdo. De hecho, desmintió la existencia de cualquier tipo de contrato con Rossi. “Aramco confirma que no ha firmado ningún acuerdo con el equipo VR46 ni con cualquier otra filial de MotoGP”. Por su parte, Rossi siempre defendió que el acuerdo estaba cerrado, aunque lo cierto es que nunca hubo una firma física de contrato entre él, el príncipe saudí o la compañía, entre otras cosas porque Aramco también emitió un comunicado diciendo que “Nunca ha habido ninguna relación comercial entre Tanal Entertainment y Aramco”. Y lo peor de todo, el supuesto príncipe saudí no es tal. Vamos, que no es príncipe, aunque pertenece a la familia real del país, pero no está en posición de cerrar ningún tipo de acuerdo comercial o de patrocinio.

“No sé con precisión cuál es la situación. Hay algunos problemas críticos. Ahora mismo sólo sé que haremos un equipo de MotoGP, que estaremos en la parrilla de MotoGP el próximo año”, comentó recientemente Rossi. El caso es que Team VR46 ya tiene un acuerdo con Ducati y hasta ha firmado a los pilotos Marco Bezzecchi y Luca Marini con vistas a la campaña 2022. El trabajo ahora está en encontrar nuevos patrocinadores, pero contrarreloj.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento