Lewis Hamilton logra su 100ª victoria con Carlos Sainz en el podio de un GP de Rusia que acabó bajo el caos

Max Verstappen, Lewis Hamilton y Carlos Sainz, en el podio de Rusia
Max Verstappen, Lewis Hamilton y Carlos Sainz, en el podio de Rusia
Red Bull Content Pool

Carlos Sainz sumó su quinto podio en Fórmula 1, después de llegar tercero en un caótico GP de Rusia. El madrileño, que empezó la carrera siendo líder, sobrevivió al caos final en el que incluso Fernando Alonso (que acabó 6º) optó a llegar al cajón, que al final lo encabezó un centenario Lewis Hamilton con Max Verstappen (que salía último), 2º. 

El gran derrotado de esta carrera fue Lando Norris, que perdió la victoria en las últimas vueltas cuando se puso a llover a cántaros.

Sainz se pone líder en la salida

Carlos Sainz ya sabe lo que es liderar un Gran Premio en este 2021, gracias a una espectacular salida en Sochi. El madrileño, pese a una arrancada ligeramente peor, aprovechó de manera brillante el rebufo del poleman Lando Norris, para entrar en la primera curva (en la que se pasó ligeramente) en primera posición.

El madrileño se escapó, ante un eventual ataque de sus rivales en la siguientes vueltas, mientras Fernando Alonso pugnaba por meterse en el 'top 5'. El asturiano acabó los primeros compases de carrera cediendo terreno, aunque con explicación: a diferencia del resto, salió en el primer relevo de carrera con neumáticos duros, lo que permitió a Daniel Ricciardo y a Lewis Hamilton, primero, y después a Sergio Pérez a mandarle a la 8ª posición tras un 4º en los metros iniciales de carrera.

Por detrás, la remontada de Max Verstappen empezó pronto, con especial atención a lo ocurrido en la sexta vuelta. Aunque Mercedes le mandó al fondo para intentar sujetar al neerlandés, Valtteri Bottas no le puso ningún problema para ganarle la 14ª plaza.

Norris le gana la batalla a Sainz

El altísimo ritmo impuesto en las primeras vueltas lo pagó Sainz con un igualmente alto desgaste de sus neumáticos. Así, después de las 10 primeras vueltas se vio defendiendo con uñas y dientes el liderato frente a un Norris que, tras unas pocas vueltas intentando meterle el coche, acabó pasándole en la 14.

Empezaron ahí los juegos estratégicos de los cambios de neumáticos, y todos colocaron neumáticos duros (excepto los que habían salido con estos, caso de Alonso entre otros).

Norris se escapa, Verstappen vuela y Alonso se mete en la lucha

Una vez colocado primero, Lando Norris se escapó al frente llevando al límite la resistencia de sus neumáticos. Fue de los últimos en hacer la parada en boxes de los de arriba, pero no era el más rápido en pista: ese era Max Verstappen.

El infernal ritmo que impuso el neerlandés se topó con el de Alonso, cuya estrategia de ceder en los primeros metros le dio rédito pensando en su parada en boxes. El objetivo era el 'top 5', y lo cocinó a fuego lento.

El problema para Verstappen fue que Hamilton apretó los dientes. El británico, segundo antes de las paradas, empezó a volar a ritmos de 1:39 mientras el resto de pilotos iban en 1:40 o 1:41. "No puedo controlar el coche", se lamentaba el de Red Bull, cuya progresión se frenó según cazó a Alonso.

Hamilton vuela: la victoria era posible

Una vez superados los primeros compases con tráfico, Hamilton sacó el martillo. El británico se quitó de encima a Sainz y Gasly en apenas un giro, y aún así hizo la vuelta rápida. Por radio, Toto Wolff informaba a su piloto: "Puedes ganar esta carrera, Lewis".

Sainz se topó con Gasly durante varias vueltas, algo que le impidió progresar en su caza del podio. No fue hasta que el de AlphaTauri entró a hacer su parada en la vuelta 34 cuando el español tuvo aire limpio para intentar asentarse en la zona de podio.

Sainz se asienta en el podio y Alonso pasa a Verstappen

Los últimos en hacer sus paradas en boxes fueron Sergio Pérez y Fernando Alonso, en la vuelta 37, pero mientras la de Red Bull fue mala y le hizo perder casi 9 segundos, la de Alpine fue óptima. Así, el mexicano cedió dos posiciones y uno de lo beneficiados fue Sainz, que se vio en el podio con más de un segundo de ventaja sobre Ricciardo pero con más de 20 con Hamilton. Esa no era su pelea.

El propio Alonso también vio cómo esperar para hacer su parada le asentó en la zona alta. Nada más salir a pista detrás de Verstappen aprovechó las mejores condiciones de sus neumáticos para ganarle la 6ª plaza al neerlandés.

Verstappen empezó a desfallecer ritmo, lo que para Alonso fue todo un descanso y pudo tomar aire para un arreón final... pero hubo un invitado sorpresa.

Aparece la lluvia: Alonso pelea por el podio... al que llega Sainz

Cuando restaban menos de diez vueltas para el final, la temida lluvia apareció tímidamente. Especialmente crítico fue para varios pilotos, como Norris que se salió con Hamilton a su rueda, así como Sainz, que a falta de cinco giros se cayó del podio.

No fue el primero. La lluvia empezó a ser seria. Alonso y Pérez se pusieron a pelear por el tercer puesto, mientras Norris intentaba sujetar a Hamilton. Los neumáticos de seco se convirtieron en una pesadilla mantenerse en pista. El británico de McLaren se fue al muro, y cedió el primer puesto a favor de un Hamilton que resistió en pista tras hacer una parada en el momento clave... que los de Woking tardaron dos vueltas en hacer. Ahí perdieron la victoria.

Alonso pasó de ser 3º a 6º, mientras que Sainz acabó recuperando el tercer puesto en los últimos instantes para lograr su quinto podio en Fórmula 1, tercero con Ferrari. La victoria fue para Hamilton, que al final acabó por delante de Verstappen: del último al segundo puesto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento