El futuro de Fernando Alonso: primero la nueva Fórmula 1, después el regreso a Le Mans y el sueño de Indianápolis

Fernando Alonso
Fernando Alonso
AFP7 vía Europa Press

Fernando Alonso, a sus 40 años, "se está haciendo mayor pero sigue siendo rápido". Son palabras de Max Verstappen en el pasado GP de Hungría, en el que el asturiano acabó 4º en una carrera antológica y caótica (con el neerlandés fuera en la primera vuelta por culpa del 'strike' de Valtteri Bottas).

Entre esa carrera y la siguiente cita del campeonato, el GP de Bélgica, Alonso ha podido no sólo descansar sino también regresar a uno de los templos del automovilismo en los que escribió dos líneas de su leyenda: el circuito de Le Mans. Al volante de un Renault de 2018 pintado con los colores actuales de Alpine se convirtió en el primer piloto en dar una vuelta a los más de 13 kilómetros del mítico trazado de La Sarthe con un F1. Más allá del hito, la imagen que dejó la marca francesa es toda una declaración de intenciones.

Fernando Alonso tiene contrato con Alpine hasta 2022. El asturiano regresó a la Fórmula 1 para un último baile con el objetivo de tratar el asalto al ansiado tercer campeonato que se le ha escapado por poco en varias ocasiones, aprovechando el cambio normativo que (presuntamente) va a barajar de nuevo las cartas en la parrilla. Esa, y no otra, es su prioridad máxima.

Su compromiso con Alpine implica que debe aparcar sus viajes a otras citas. Tras varias intentonas infructuosas en las 500 millas de Indianápolis, Alonso prometió que volverá al óvalo en un futuro pero cuando ya haya dejado definitivamente la Fórmula 1. Es la última pieza que le falta para completar la Triple Corona y su reto sigue siendo igualar lo que sólo Graham Hill ha logrado en la competición, aunque le queda posiblemente la más difícil de las tres.

Pero en su regreso al paddock de Le Mans se ha encontrado un ambiente que le gusta, una competición que le enamora y ha vuelto a notar ese 'picorcillo' que sólo generan las carreras de Resistencia, que aún dejan sorpresas en los últimos instantes después de 24 horas en pista, como quedó bien demostrado en el final de la edición de este inusual 2021.

Las 24 horas de Le Mans 2023: el centenario más grande posible

La FIA, el ACO (organizador de las 24 horas de Le Mans) y el IMSA (campeonato estadounidense de resistencia) comenzaron hace unos años una colaboración con el objetivo de aunar fuerzas y convertir el WEC en un supercampeonato en el que convivan todas las tecnologías. El objetivo no es sólo hacer más atractivo un Mundial cuya máxima categoría era un paseo marcial de Toyota sin rival, sino también la adaptación a los nuevos tiempos con bólidos más eficientes, competitivos y modernos.

De esa unión han nacido dos tipos de coches que acabarán conviviendo: los Hypercars, que ya están en competición desde este año, y los LMDh, que aunarán las normativas del WEC y del IMSA con coches comunes a partir de 2022. Esta novedad ha hecho que muchos fabricantes potentes se apunten a lo que va a ser una nueva edad de oro de los sportprototipos, como Peugeot, Ferrari o, el último a fecha de edición de esta noticia, Cadillac.

La exhibición que hizo Alpine en los prolegómenos de las 24 horas de Le Mans de este 2021 no es más que una declaración de amor al campeonato, y la certeza de que seguirán en la competición por muchos años. Al menos dos más, hasta el ansiado 2023.

Ese año se cumplirán 100 años de la primera vez que se celebraron unas 24 horas de Le Mans, por lo que todo el mundo ansía estar presente. A los citados Peugeot, Ferrari y Cadillac se unen los ya presentes Toyota y Glickenhaus (este con muchos asteriscos), además de Porsche, Acura, Audi, BMW... y Alpine

En 2023, Alonso (salvo sorpresa) ya habrá acabado su contrato con la Fórmula 1, pero ni mucho menos habrá dejado de ser competitivo. Siempre ha dicho que mientras se siga sintiendo bien seguirá calzándose los guantes, poniéndose el mono y colocándose el casco para subirse a un coche, sea un monoplaza de F1 o de la Indy, o bien un prototipo de Le Mans, o incluso un todoterreno del Dakar (otro de sus regresos prometidos). 

Viendo lo interesante que se está poniendo el futuro de la Resistencia, está claro que el español volverá más pronto que tarde a ese mundo, y en 2023 está a huevo: ¿quién querría perderse el ansiado centenario de la carrera más grande del mundo?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento