El COI 'perdona' a la lanzadora de peso Raven Saunders coincidiendo con la muerte de su madre

La atleta estadounidense Raven Saunders.
La atleta estadounidense Raven Saunders.
EFE

La atleta estadounidense Raven Saunders, subcampeona olímpica de lanzamiento de peso en los Juegos Olímpicos de Tokio, ha anunciado en las redes sociales la muerte de su madre, Clarissa, en Orlando, donde se encontraba para asistir a una fiesta de homenaje a su hija.

Raven, que obtuvo su medalla de plata el domingo pasado, por detrás de la china Wang Lijiao, y sembró la polémica al realizar un gesto con los brazos cruzados por encima de la cabeza, símbolo del apoyo a todas las minorías. El COI abrió una investigación para saber si dicho gesto era merecedor de sanción, pues los deportistas olímpicos tienen prohibido hacer reivindicaciones políticas en el podio. Posteriormente ha comunicado que Raven no sería castigada por su 'celebración'.

La norteamericana, de raza negra y lesbiana, según ha declarado públicamente, afirmó que con su gesto, captado por todas las cámaras en el podio oficial, quería "dar luz a toda la gente del mundo que lucha y que no tiene una plataforma para hablar por sí misma".

"Abandono las redes sociales por un tiempo para cuidar de mi salud mental y de mi familia. Mi mamá era una gran mujer y vivirá en mi para siempre. Mi ángel guardián número uno", escribió.

El COI recibió "con pesar la noticia" y subrayó que "la atleta está atendida y cuidada y va a regresar a casa".

Saunders, con su cabello tintado de color verde y púrpura, atrajo la atención mundial durante los Juegos de Tokio, no sólo por su capacidad deportiva sino también por su personalidad desinhibida y defensora de causas sociales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento