'Mo' Katir arrasa en su serie del 5000 y apunta al podio; Asier Martínez da la sorpresa en los 110 vallas

Mo Katir, en los Juegos Olímpicos de Tokio
Mo Katir, en los Juegos Olímpicos de Tokio
EFE

El desparpajo con el que Mohamed Katir se impuso en la semifinal de los 5000 metros solo implica que es tan valiente como disfrutón cuando está en el tartán.

El atleta murciano de origen marroquí (lo que le granjeó insultos racistas del hombre al que arrebató el récord de España) entró en meta sonriendo y mirando a los ojos al estadounidense Chelimo, que se presenta como uno de sus grandes rivales en la final que se disputará el día 6 en este mismo escenario. No fue alardear de nada, sino marcar territorio: ganar la semifinal en su primera participación olímpica es sólo una parte de esa labor psicológica tan importante en las pruebas de fondo.

Katir demostró que sabe contemporizar bien. Arrancó fuerte pero sin desfondarse, consciente de que su final de las pruebas es donde reside su mejor argumento. Ya lo demostró en las tres pruebas en las que se convirtió en plusmarquista español, un triplete inédito en la historia del atletismo patrio.

Su marca: 13:10.10, seguido por la de Chelimo (13:10.15) y Justin Kight (13:30.22). Por detrás, otros 'morlacos': el ugandés Jacob Kiplimo y su compatriota Joshua Cheptegei, que ya se subieron al podio del 10.000 el viernes pasado. Habrá que ver si llegan al del próximo, pero lo que está claro es que tendrán que mirar muy de cerca lo que hace Katir.

Tras la prueba no lo pudo decir más claro: "El podio olímpico está ahí".

Asier Martínez, donde debería estar Orlando Ortega

Minutos antes de que Katir se llevase el 5000, en una de las pruebas de velocidad brilló otro español. Fue el navarro Asier Martínez, una de las grandes promesas españolas de las vallas, que a sus 21 años y en su primeros Juegos demostró que las opciones a 'chapa' española en el 110 vallas no acabaron con la baja de Orlando Ortega.

Su tiempo de 13.32 le valió para ganar la segunda serie de la eliminatoria de la prueba, que aún así no es su mejor marca personal. En su prueba demostró que tiene un final letal: a la altura de los 80 metros batió a Daniel Roberts y al jamaicano Damion Thomas, por 9 y 22 centésimas respectivamente en meta. Habrá que ver si se mete en la final: las semifinales son esta madrugada a las 4:00 (hora española). 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento