Una motorista se rompe una pierna y la mandíbula durante una competición por el desierto

  • Una competición de motociclismo en Utah (EEUU), acabó de manera trágica para la joven Alexa Whitlock, de 22 años.
  • Whitlock sufrió una aparatosa caída a más de 80 km/h y se fracturó una pierna y la mandíbula.
Una motorista se rompe una pierna y la mandíbula durante una competición por el desierto
Una motorista se rompe una pierna y la mandíbula durante una competición por el desierto
Wochit
Una competición de motociclismo en Utah (EEUU), acabó de manera trágica.
Wochit

Una competición de motociclismo en Utah (EEUU) hace seis meses, acabó de manera trágica para la joven Alexa Whitlock, de 22 años. Whitlock sufrió una aparatosa caída a más de 80 km/h y se fracturó una pierna, la mandíbula y se partió varios dientes.

Tras tres operaciones y varios meses de recuperación, la motorista ha vuelto a participar en una competición demostrando que su accidente no ha acabado con su amor por la velocidad. Whitlock quiere inspirar a otras mujeres a involucrarse en el motociclismo, un deporte dominado por hombres.

Estaba atravesando baches profundos a gran velocidad

Alexa dijo que durante la competición estaba intentando atravesar algunos baches profundos en la arena a gran velocidad y de repente un barranco surgió de la nada. "Estoy feliz de no haber intentado detenerme porque me habría golpeado la cara contra el suelo. Desafortunadamente, mi neumático delantero atrapó la parte superior del otro lado y caí y me golpeé la barbilla", cuenta la motociclista. 

Los médicos trataron su pierna fracturada en la sala de emergencias, pero Alexa dijo que fue su mandíbula rota lo que le causó más dolor: "Me dolía comer, dormir y hablar".

Alexa se tuvo que someter a varias cirugías y estar con la boca cerrada durante seis semanas. "Desafortunadamente, todavía no tengo sensibilidad en la mejilla y la barbilla, pero esperamos que regrese, ya que puede tomar hasta un año curar el daño en los nervios. Estuve con una dieta líquida durante seis semanas y eso fue difícil porque me gusta comer", lamentó Alexa. 

El amor de Whitlock por las motos comenzó de joven cuando su padre, tres veces campeón mundial de escalada, la animó a comenzar a montar cuando tenía solo cuatro años. "Mi papá fue quien me llevó a andar en motos de cross. Él nos animó a mí ya mi hermana a hacer cosas aterradoras y no tener miedo de lastimarnos". 

Seis meses después del accidente, Alexa todavía se está recuperando, pero ha vuelto a competir para inspirar a otras mujeres: "A las chicas les da miedo meterse en un deporte que está tan dominado por los hombres. Quiero que las chicas se sientan más bienvenidas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento