La melena de la bahameña Pedrya Seymour la lía en las semifinales de 110 vallas de los Juegos Olímpicos

Pia Skrzyszowska, Britany Anderson y Pedrya Seymour, en su semifinal de 110 vallas
Pia Skrzyszowska, Britany Anderson y Pedrya Seymour, en su semifinal de 110 vallas
DPA / EP

Uno de los momentos más surrealistas de los Juegos Olímpicos en la pista del estadio olímpico de Tokio se vivió en la segunda semifinal de los 110 metros vallas.

La serie comenzó después de tres salidas nulas, pero no por una en falso (que es lo habitual) o por algún incidente con el cronometraje, que a veces suele pasar, sino por algo que poco o nada tiene que ver con el deporte en sí: el pelo de una de las competidoras.

Se trataba de la larga melena de la bahameña Pedrya Seymour. Los jueces, con un español a la cabeza, consideraron que el hecho de que se cayera la coleta por delante justo antes del disparo de salida podía no sólo distraerla a ella sino también a sus rivales, lo que consideraron peligroso ante un eventual incidente. Por eso, anularon hasta tres veces la arrancada.

Las atletas de su serie, entre las que se encontraba la plusmarquista mundial Kendra Harrison, se vieron algo distraídas por estas interrupciones, pero sin duda la más perjudicada  fue la propia Seymour, que acabó última.

Aparte de esta anécdota, la noticia estuvo en el récord olímpico que batió la puertorriqueña Jasmine Camacho-Quinn en la siguiente serie, una de las más rápidas que se recuerdan en esta prueba.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento