Dressel recoge el relevo de Phelps y resarce a la natación estadounidense con récord olímpico en 100m libres

Caleb Dressel gana el oro olímpico en 100m libres
Caeleb Dressel gana el oro olímpico en 100m libres
DPA vía Europa Press

La final de 100 m libres tenía dos protagonistas claros antes de que empezara, el estadounidense Caeleb Dressel y el australiano Kyle Chalmers. Ambos se citaron hace cinco años en la final de 100m libre en Río 2016, en la que Chalmers se llevó el oro olímpico. Con el americano como gran figura de la natación de su país en Tokio, la rivalidad de ambos estaba llamada a ser uno de los grandes alicientes de esta cita olímpica.

Ambos ya se enfrentaron en los Mundiales de 2019. En esa competición fue Dressel quien se impuso. Poco pudo hacer Chalmers que a pesar de hacer su mejor marca personal con 47.08, quedó segundo, ya que Dressel hizo la mejor marca de la historia con bañador textil, con 46.96.

Era cuestión de tiempo que los dos se encontrasen en Tokio, aunque no lo harían solos. El ruso Kliment Kolesnikov, con el mejor tiempo en las semifinales; el prodigio rumano de 16 años David Popovici; o el italiano Alessandro Miressi querían encargarse de aguar la fiesta de los favoritos. No lo pudieron conseguir.

Según se escuchó la señal de inicio, Dressel mostró por qué es uno de los favoritos. Una espectacular salida le sirvió para colocarse en cabeza en los primeros 50 metros. El americano estaba primero, con 23.39, el ruso Kolenikov una décima por detrás, y Chalmers a 32 centésimas.

Tras alcanzar la pared de los 50 metros, Chalmers cambió la marcha buscando remontar y llevarse el oro olímpico. Superó con facilidad a Kolesnikov, y puso la mirada en Dressel. Ambos se conocen a la perfección, y obviamente, conocen sus puntos fuertes.

A pesar de que seguramente su cuerpo le pedía una última respiración, Dressel no quería perder ninguna centésima, y esto acabó con las pocas posibilidades que le quedaban a Chalmers para llevarse el oro.

Dressel tocó el papel de cronometraje con un nuevo récord olímpico, de 47.02, lo necesario para que Chalmers fuese segundo, a pesar de que igualara su mejor marca personal, con un ajustadísimo 47.08. Kolesnikov acabó en tercer lugar.

Con esta victoria, Dressel ha conseguido ser el vigente campeón mundial y olímpico, algo que no ocurría desde que Alexander Popov lo hiciera por última vez en el 2000. Además, el americano se corona en la carrera reina de la natación para recoger el relevo de Michael Phelps.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento