Hugo González se permite soñar tras alcanzar su primera final olímpica, los 100 metros espalda

Hugo González, en los 100 espalda de Tokio 2020
Hugo González, en los 100 espalda de Tokio 2020
EFE

Prácticamente sin esperarlo, porque esta no es su prueba fetiche, Hugo González ha conseguido clasificarse para su primera final olímpica, los 100 metros espalda y convertirse en una posible medalla para la delegación española en los Juegos Olímpicos de Tokio antes de lo previsto.

La actuación del mallorquín en esta semifinal no fue del todo brillante, pero su reacción lo solventó. Una mala salida le hizo pasar por los primeros 50 metros en una pobre 8ª posición, último, pero el arreón final en la segunda piscina le permitió remontar hasta e 4º puesto de su serie. El 53.05 que marcó le coloca 7º en la salida de la final de este martes.

González de Oliveira, a sus 22 años, tratará de sorprender, aunque sea en los 200 metros estilos (viene de proclamarse campeón de Europa en esta distancia) donde puede dar la campanada. Analítico al máximo y con un carácter que le alejan del habitual de los nadadores españoles, tiene ante sí una oportunidad de oro para colarse entre los mejores si logra una buena salida, que es su gran handicap.

Tendrá que vérselas con el vigente campeón olímpico y plusmarquista mundial, Ryan Murphy, además de los rusos Koleshnikov y Rylov como los grandes favoritos a priori. Pese a la dificultad, el objetivo de González no puede ser más elocuente: "Trataré de mejorar mi puesto", dijo después del 4º puesto de su semifinal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento