Así fue la tanda de penaltis entre Italia y España en las semifinales de la Eurocopa

Los jugadores de Italia celebran su clasificación para la final de la Eurocopa.
Los jugadores de Italia celebran su clasificación para la final de la Eurocopa.
EFE
Wochit

Italia tuvo que esperar hasta la tanda de penaltis, después de empatar 1-1 tras la prórroga, para hacer hincar la rodilla a una selección española que llevó la voz cantante durante todo el partido, incluso cuando tuvo el marcador en contra. Un final feliz para unos transalpinos que jugaron sus cartas con éxito ante un equipo que dominó durante prácticamente todo el partido y las dos partes de la prórroga.

En la portería presidida por la afición italiana y con todas las miradas puestas en la intuición de dos guardametas que se abrazaron amigablemente antes de la tanda definitiva, los penaltis se fueron sucediendo hasta que Jorginho puso el punto y final, mandando a Italia a la final de la Eurocopa 2020 y a España a casa, aunque con la cabeza bien alta.

Así fue la tanda, penalti a penalti

Unai Simón comenzó con buen pie, parando el lanzamiento de Locatelli después de tirarse con convicción hacia la derecha. Sin embargo la alegría no fue muy larga para los españoles  pues Dani Olmo falló su penalti enviando el balón a la grada y dejando el marcador en 0-0 desde la pena máxima. 

Belotti no falló su disparo y adelantó a Italia (0-1) para que momentos después Gerard Moreno también cumpliese con su pena máxima e igualase nuevamente la contienda (1-1), después de cuatro penaltis lanzandos.

Italia volvió a tomar la iniciativa con el gol de Bonucci (2-1), hasta que Thiago Alcántara lanzó con maestría su penalti y no permitió que los transalpinos se escapasen en el marcador (2-2).

Fue entonces cuando llegó el momento de la verdad. Bernardeschi golpeó con fuerza y envió el balón a la red con mucha violencia para meter presión a la selección española (3-2). Una presión ante la que sucumbió un Morata que vio como Donnarumma le paraba su penalti y dejaba a Italia a las puertas de la gloria.

Jorginho no perdonó y evitó que se alargase más la tensión de una tanda a la que puso punto y final con un penalti de manual que significó el 4-2 para Italia y su billete para la gran final.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento