Confianza absoluta en España: las semifinales pasan por ganar a Suiza

Entrenamiento de la Selección Absoluta en San Petersburgo
Entrenamiento de la Selección Absoluta en San Petersburgo
Europa Press

España se mide este viernes (18 horas) a Suiza en busca de las semifinales de la Eurocopa, que serían las quintas de su historia. Sin duda, una gran ocasión para una selección que ha ido de menos a más y que llega plena de moral al tramo decisivo del torneo tras marcar diez goles en los últimos dos partidos que han reforzado el proyecto de Luis Enrique y han convertido a la Roja en una de las grandes favoritas.

Todo parece encajar de repente en el combinado español. Pese a que la victoria ante Croacia fue agónica, con una prórroga, la realidad es que la Roja fue muy superior a los balcánicos. Solo el arrebato final del equipo ajedrezado forzó un tiempo extra en el que, de nuevo, España fue mejor y acabó pasando ya sin excesivos apuros.

Ya unos días antes, frente a Eslovaquia, España había demostrado su gran potencial. Un equipo joven, que presiona muy arriba, encierra a sus rivales y domina el esférico como ninguno. Bajo la batuta de Busquets, líder absoluto, con Koke a su lado indiscutible y Pedri desatado ante los croatas, el medio del campo es el más dominador de la Euro. Arriba, Pablo Sarabia es la gran revelación y todo apunta a que repetirá en el once. Junto a él, Dani Olmo y Ferran Torres optan a un puesto: ambos brillaron en octavos. Y en punta, la gran apuesta de Lucho, un Álvaro Morata que pasa de villano a héroe y viceversa a la velocidad de la luz.

Las dudas llegan con la parte defensiva. Azpilicueta se ha erigido en el líder desde el lateral derecho, pero los despistes, nervios y fallos  (incluyendo el de Unai Simón) han sido demasiados en estos cuatro partidos pese al buen nivel general de jugadores como Laporte, Pau Torres, Jordi Alba, José Luis Gayà o Eric García.

Los puntuales errores atrás no minan la confianza en la delegación española, ahora por las nubes. Y el máximo exponente, es Luis Enrique: "No", dijo con contundencia cuando se le preguntó si había visto alguna selección mejor que la suya.

Enfrente estará Suiza, el verdugo de la gran favorita, Francia. Pese al alivio que supone no enfrentarse a los galos, conviene no menospreciar a una selección que ya le complicó mucho las cosas a España hace unos meses en la Liga de Naciones: 1-0 en Madrid y 1-1 en Basilea. "En Valdebebas fuimos muy superiores, solo hicimos un gol pero ellos nos hicieron solo una ocasión en todo el partido. Fuimos muy superiores aunque el marcador no lo reflejara. Fueron dos partidos muy complicados", explicó Lucho.

Los helvéticos no podrán contar con su mejor jugador, Granit Xhaka, pero se aferran a su gran bloque, su sólida defensa, un gran portero (Sommer) y un ataque interesante con Shaqiri de enganche y Seferovic y Embolo arriba para tratar de dar otra sorpresa en la Euro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento