Fernando Alonso estira su racha de puntos y Verstappen su liderato tras ganar en el circuito de Red Bull

Fernando Alonso, en el GP de Estiria
Fernando Alonso, en el GP de Estiria
XPB / James Moy Photography Ltd

Sin la temida lluvia como se esperaba (y para algunos, deseada), el GP de Estiria se la llevó Max Verstappen desde la pole por delante de un Lewis Hamilton que no pudo hacer nada. 

El podio lo completó Valtteri Bottas, de menos a más en una prueba en la que tuvo que pelear hasta los metros finales con Sergio Pérez.

Fernando Alonso acabó entre los puntos por tercera vez consecutiva, 9º, con lo que suma dos puntos más. Fue una carrera mucho más estratégica que atractiva, en la que si acaso brilló la estrategia de Ferrari. No lo vimos venir.

Carlos Sainz, que desde el 12º puesto de la parrilla, acabó en una más que óptima 6ª plaza, justo por delante de su compañero Charles Leclerc.

Intensa pelea de Alonso con Stroll y Leclerc

La agresiva salida de Fernando Alonso fue lo más destacado de los primeros compases de la carrera. El asturiano vio en primera persona las refriegas entre Pierre Gasly y Charles Leclerc, que se tocaron y el AlphaTauri acabó pinchado (y abandonando). 

El español empezó entonces a pelear con Leclerc, hasta que entró a boxes a cambiar el alerón roto, y sobre todo con un Lance Stroll que le defendió muy bien la posición. Las condiciones de pilotaje de un Stroll del que nadie se fía hizo que Alonso no forzase mucho la máquina en sus peleas.

Mientras, por delante, Verstappen demostró que el RB16B no tiene nada que envidiarle al Mercedes de Hamilton y le sostuvo perfectamente la primera posición, mientras por detrás Lando Norris aguantaba 3º a los ataques de Sergio Pérez. También Carlos Sainz, más atrás, dejó una buena refriega con Sebastian Vettel, de la que salió vencedor.

Cuando parecía que Norris iba a poder sostener la tercera posición, primero Pérez y después Bottas le arrebataban posiciones. 

Alonso vs. la 'Next Gen'

Tras un arranque de carrera en el que sostuvo la séptima posición, poco a poco Alonso empezó a ceder tiempo con Stroll... mientras por detrás le empezaron a cazar. Un no tan sorprendente George Russell en 8ª plaza empezó a presionar a Alonso (se sacan 17 años), que se convirtió en la locomotora de un tren en el que también iban subidos Tsunoda, Sainz, Vettel y Raikkonen.

Conforme se acercaron las paradas, Alonso apretó para intentar salvar la posición cuando llegaran. La del asturiano fue muy buena, o al menos mucho mejor que la de un Russell que sigue condenado a no poder puntuar con Williams. Esta vez fue por un problema en el sistema hidráulico que le obligó a tardar más de lo debido.

Noticia: la estrategia de Ferrari sale bien

Visto que no le estaba saliendo bien la carrera en la misma estrategia que el resto, Carlos Sainz estiró su entrada a boxes para intentar ganar posiciones hasta que, al parar, saliera en la zona de puntos que se le estaba resistiendo.

La jugada le salió bien, ya que ganó varias posiciones y salió 7º, justo delante de un Fernando Alonso que se vio obligado a pelear con su buen amigo a partir de ese momento y hasta el final de carrera.

La idea del muro de Ferrari salió bien (no es lo habitual), ya que la parada de Sainz fue justo cuando Hamilton estaba doblando al grupo, lo que a la postre fue clave. Además, su ventaja con el estado de las ruedas le permitió pasar a Stroll por la 6ª plaza.

De igual manera salió bien la jugada con Charles Leclerc, que no había tenido un buen inicio. Esta vez Ferrari jugó bien sus cartas.

Nubarrones negros al final

La amenaza de lluvia final no se consumó en nada, y de hecho Hamilton incluso se atrevió a hacer una parada final para poner neumáticos blandos y buscar la vuelta rápida, que logró.

El ataque final de Pérez sobre Bottas se quedó corto, pero para Red Bull no fue una decepción ni mucho menos. En el circuito del que son propiedad consumaron una victoria perfecta con Verstappen, que extiende además la racha del equipo: ya van cuatro victorias consecutivas para ellos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento