Portugal y Francia firman tablas para pasar a octavos a base de penaltis, con protagonismo de Mateu Lahoz

Benzema dispara un penalti durante el Portugal - Francia
Benzema dispara un penalti durante el Portugal - Francia
Robert Michael / Dpa-Zentralbild

El duelo por todo lo alto entre Portugal y Francia no defraudó, ni mucho menos. Aunque firmaron tablas (2-2), el encuentro estuvo marcado por la intensidad hasta los minutos finales, cuando el resultado entre Alemania y Hungría les beneficiaba a ambos. 

Mateu Lahoz, que pitó tres penaltis (y a punto de que fueran cuatro), de los que dos de ellos fueron discutibles, compartió protagonismo con Cristiano Ronaldo, que no falló en su cita al gol, y con Karim Benzema, bigoleadores.

La selección de Fernando Santos, vigente campeona de Europa, estuvo eliminada por momentos, pero un penalti milagroso les dio vida cuando Francia mejor estaba. Los 'bleus', por su parte, ya tenían el billete pero este miércoles lo confirmaron desde la primera posición.

Portugal golpeó primero con un tanto de penalti, obra de Cristiano Ronaldo. Lloris pegó un puñetazo a Danilo Pereira y el árbitro español Mateu Lahoz no lo dudó. A la media hora llegó el 0-1, el de la Juventus no falló y Francia se empequeñeció ante la eficacia de los tugas, nuevamente prácticos en los metros finales.

Mbappé había desperdiciado antes un mano a mano -algo extraño en él- pero poco más había generado el vigente campeón del mundo, que necesitó un penalti muy polémico para igualar la contienda. Mateu se 'inventó' un contacto y el VAR no fue capaz de corregirle. Mbappé fue desestabilizado por Semedo y ese mínimo braceo fue suficiente para la igualada.

El gol lo marcó Benzema, el primero para el madridista desde hace casi seis años con la selección por haber estado apartado. El tanto devolvió la confianza a los franceses, que salieron de otra manera en la segunda mitad, con más dominio y más control del cuero. A los dos minutos llegó el segundo de Benzema.

En esta ocasión fue tras un pase exquisito de Pogba, el delantero merengue recogió el envío y definió a la perfección, dejando a Portugal en el alambre. Sólo los goles de Hungría en Múnich cambiaban el decorado en una noche que tuvo que arreglar Cristiano Ronaldo.

Un tiro suyo precisamente terminó en las manos del sevillista Koundé y Cristiano acertó nuevamente desde los 11 metros en lo que fue un gol histórico. El de Madeira igualó este miércoles al iraní Ali Daei como máximo goleador internacional en todos los tiempos con 109 dianas.

A partir de ahí el partido languideció, sobre todo cuando ambos equipos sabían que tenían el objetivo conseguido. Bruno Fernandes estuvo a punto de cometer penalti en la última acción del partido y Griezmann, que ofreció un gran nivel, también buscó sin suerte el tanto antes de ser sustituido al final. Nada cambió y ambas estarán entre las 16 mejores tras haber superado el 'grupo de la muerte'.

Sigue en directo todas las novedades y noticias de la Eurocopa 2020.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento