Márquez rompe a llorar tras la victoria en Alemania al recordar el calvario que ha pasado: "Lo hemos hecho juntos"

Marc Marquez, en el podio del GP de Alemania
Marc Marquez, en el podio del GP de Alemania
David Goldman / Red Bull Content Pool

La emoción de Marc Márquez al entrar en meta como primero y vencedor era algo que no sentía desde Valencia 2019. Normal que las lágrimas brotasen de sus ojos, tanto cuando cruzaba el banderazo a cuadros como después en la rueda de prensa.

Han sido casi dos años muy duros. La lesión en el brazo que le dejó en casa durante toda la temporada 2020, con el añadido además de ser el año de la pandemia, supuso un reto muy difícil a nivel mental para resistir. Mucho dolor físico y piscológico, en el que superar la frustración fue tanto o más importante que recuperar la movilidad de su brazo.

Normal que en las declaraciones a DAZN no tuviese más que palabras de agradecimiento a quienes le han ayudado en estos días. Intentando aguantar el sollozo, Márquez recordó a quienes han estado a su lado: "Quiero agradecer sobre todo a Honda, que me ha respetado muchísimo durante la lesión; todos los doctores, empezando por el doctor Mir acabando por el equipo de Samuel Antuña e Ignacio Roger de Oña; a Carlos, el fisio, que ha estado viviendo un año en casa; todo mi equipo, que ellos saben quién son, mi hermano... (llora) Lo hemos hecho juntos, no solo".

Esta carrera puede ser un antes y un después, tanto para Márquez como para Honda, si bien ha advertido que volver a estar peleando por ganar no será tan habitual como antaño.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento