Verstappen y Red Bull retratan los nervios de Hamilton y Mercedes; Alonso se asienta con un 8º puesto

Max Verstappen celebra su victoria en Francia
Max Verstappen celebra su victoria en Francia
EFE

Max Verstappen se ha llevado su tercera victoria del año (Red Bull no lograba tres en un año desde 2013) en un GP de Francia en el que su equipo le dio una lección a Lewis Hamilton y a Mercedes. El equipo alemán sólo tuvo al piloto británico en el podio, ya que Valtteri Bottas cayó de la zona de podio al final frente a Sergio Pérez. El finlandés lo dijo claramente por la radio: era una carrera a dos paradas.

Para los españoles fue una buena carrera... sólo para Fernando Alonso. El asturiano, 8º, fue de menos a más, y Alpine demostró una gran actuación tanto en pista como en boxes, algo clave en esta carrera. Ferrari no puede decir lo mismo, ya que pifiaron con Carlos Sainz y con Charles Leclerc. El madrileño sólo pudo ser 11º tras una mala carrera, lastradas por los problemas de neumáticos.

Alonso gana dos posiciones en la salida y Hamilton se pone líder

No fue una buena salida de carrera para el 'poleman', ya que Verstappen cedió el primer puesto en la primera curva. El neerlandés se metió mal y tuvo que hacer el exterior de la curva para sostener el segundo puesto, aunque realmente tendría que haber salido bastante más por fuera.

Eso benefició a un Hamilton que se fue al frente del pelotón, con Bottas tercero intentando sostener el buen ritmo que empezó a meter el neerlandés. Por detrás, Fernando Alonso demostró una nueva buena salida: del 9º al 7º en las primeras vueltas, si bien acabó cediendo una con Charles Leclerc. Al final, de estas primeras refriegas, 8º. Carlos Sainz, en cambio, sí sostuvo sin problemas el quinto puesto de parrilla.

Tras aguantar hasta la vuelta 11, Alonso acabó claudicando con los McLaren, mucho más rápidos y con buen ritmo. El español cayó a la 10ª plaza y empezó a tener que pensar en el ritmo de neumáticos, dado que sus medios empezaron a hundirse mientras por detrás venía Sebastian Vettel con duros en mejores condiciones. Dos vueltas duró.

La degradación empezó a ser un serio problema para todos, como empezó a lamentar Carlos Sainz, que, si bien, resistió en zona de nadie en esa 5ª plaza. Eso hizo que Alonso se hiciera jefe de equipo: "Todo el mundo está empezando a sufrir, pensadlo". El mensaje era claro: quería entrar en boxes a cambiar ruedas.

Sin embargo, en Alpine no tuvieron tantas prisas. Los neumáticos duros empezaron a salir a relucir para una 'carrera en el pitlane' entre todos.

Red Bull recupera el liderato para Verstappen

Una magnífica parada en boxes, marca de la casa, de Red Bull le dio el liderato de nuevo a Verstappen. El neerlandés paró dos vueltas antes que Hamilton, y cuando este salió a pista con neumáticos nuevos había perdido el primer puesto.

La estrategia de Mercedes fue mala, pero no fueron los únicos: Ferrari, un clásico en este aspecto. La víctima del 'estratego' de la Scuderia fue Carlos Sainz, que cuando salió a pista había perdido dos posiciones. Tampoco fue una buena parada de Fernando Alonso, aunque las estrategias empezaron a variar.

El mejor ejemplo fue 'Checo' Pérez. El mexicano, un experto en este tipo de carreras, estiró su entrada en boxes al máximo para intentar ir a una y no a dos como otros pilotos que habían parado antes.

Verstappen cambia de estrategia y Sainz intenta pelear por el 'top 5'

Verstappen empezó a advertir: no iban a poder aguantar hasta final de carrera con estos neumáticos, visto que los Mercedes le estaban agobiando de más.

Por detrás no sufrieron menos, ni mucho menos. Uno de los que peor lo pasó fue Charles Leclerc, que poco a poco fue perdiendo posiciones hasta caer de la zona de puntos, incluido Fernando Alonso.

El problema es que lo que le pasó a Leclerc se reprodujo después en el coche de Carlos Sainz, hsata el punto de que Alonso le ganó la 8ª plaza a falta de 15 vueltas para el final.

Verstappen retrata a Bottas... y Bottas a Mercedes

A diez vueltas para el final, cuando Mercedes necesitaba que Bottas ejerciese de escudero y sacase 'los codos', el finlandés volvió a fallar. En la recta de Signes, la de atrás, Verstappen aprovechó que el de Mercedes se pasó de frenada para ganarle la posición. La reacción de Bottas fue quejarse por radio: "La próxima vez me hacéis caso cuando os diga que es una carrera a dos paradas".

El de Red Bull empezó entonces a intentar cazar a Hamilton en pista, consciente de que con sus neumáticos medios iban mucho mejor que los del heptacampeón, con Bottas intentando resistir a Sergio Pérez la tercera plaza. A falta de cuatro vueltas acabó quedándose fuera del podio para que el mexicano volviese al cajón.

Verstappen se hace con la victoria a una vuelta y media del final

En las dos últimas vueltas, Verstappen apretó los dientes para llevarse todo lo que le quedaba. El neerlandés paso de estar a 5 segundos a menos de uno en apenas una vuelta, y cuando ya afrontaban la penúltima, le arrebató la primera plaza a Hamilton, que impotente tenía que conformarse con la segunda plaza.

Con este resultado, Verstappen se escapa al frente de la general con 131 puntos por 119 de Hamilton. No es ventaja suficiente como para que en la carrera de Austria el próximo fin de semana siga siendo líder, pero las sensaciones son muy positivas para ellos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento