El malentendido por el que el árbitro del España - Suecia fue detenido en un caso de prostitución y tráfico de drogas

Slavko Vincic, en un partido internacional.
Slavko Vincic, en un partido internacional.
DPA vía Europa Press

Slavko Vincic, el colegiado esloveno que arbitra este lunes el debut de España en la Eurocopa 2020 ante Suecia, es, además de un árbitro con una dilatada carrera internacional, una persona popular en su país y que el año pasado copó varias portadas por asuntos extradeportivos. El motivo, una redada contra una trama de prostitución y tráfico de drogas y armas.

En mayo de 2020, Vincic se encontraba en Bosnia, donde tiene varios negocios. Tras unas reuniones, acudió a la casa de un conocido tras haber sido invitado a una fiesta y allí, mientras estaba tranquilamente sentado con su acompañante, se vio sorprendido por la entrada a la vivienda de policías. Fue detenido junto a las nueve mujeres y 26 hombres que estaban en la reunión festiva.

Todo era un malentendido. Como él mismo explicó y corroboró el Comité Técnico de Árbitros de Eslovenia, él "no tenia nada que ver con esa gente" y simplemente "estaba en el lugar equivocado en el momento menos oportuno".

Todo se aclaró y finalmente el árbitro declaró únicamente como testigo y fue puesto en libertad sin cargos. La policía se incautó de armas, drogas y miles de euros en efectivo, en una operación contra lla presunta trama de prostitución liderada por una conocida influencer bosnia. Finalmente, para Vincic, todo fue una pesadilla pasajera y volvió sin problemas a los terrenos de juego, donde goza de una gran experiencia. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento