Brotes verdes para Fernando Alonso en los libres del GP de Azerbaiyán, con Carlos Sainz en zona de podio

Fernando Alonso, en el GP de Azerbaiyán
Fernando Alonso, en el GP de Azerbaiyán
EFE

Ni mucho menos es para alzar las campanas al vuelo, pero visto de dónde se viene hay motivos para que los fans de Fernando Alonso sonrían un poco después del arranque del fin de semana en el Gran Premio de Azerbaiyán.

El piloto asturiano comenzó el día en una buena 9ª posición, en una sesión plagada de salidas de pista y algún que otro susto serio. La noticia no es tanto esta, ya que nadie puede sentirse ilusionado por un puesto así, sino por cómo lo logró: no rodó con los neumáticos más blandos y, por tanto, más competitivos. Esas sensaciones se vieron confirmadas en los segundos libres: 6º mejor tiempo, por detrás de los Red Bull (grandes dominadores del día), los Ferrari (grandes alternativas) y Pierre Gasly con el AlphaTauri.

Dado el plan de trabajo de Alonso con respecto a Esteban Ocon, las sensaciones son óptimas ya que ha podido superar con solvencia a su compañero en las dos sesiones. El asturiano sigue con su preparación específica para seguir adaptándose a los neumáticos y a esa dirección asistida que tanta guerra le está dando en su regreso a la competición. Alpine ya había avanzado que las progresivas novedades técnicas iban a ayudar a Alonso a sentirse más cómodo, algo que en un circuito tan variable como el de Bakú es clave.

Las mejores opciones españolas están, no obstante, en manos de Carlos Sainz. Tras su histórico segundo puesto en Mónaco, el madrileño comenzó en los libres de Bakú con una más que deseable tercera posición, por detrás de Max Verstappen y de su compañero Charles Leclerc, que luego repitió en la sesión vespertina.

En la segunda tanda, dominada por Sergio Pérez, el madrileño fue tercero mientras que su compañero fue cuarto, con susto incluido en forma de accidente contra el muro. No muy serio, pero sí lo justo como para que no acabara el día nada cómodo.

La gran duda del fin de semana estriba de momento en los Mercedes, totalmente desaparecidos. En los primeros libres, Lewis Hamilton marcó un pobre 7º puesto mientras que Valtteri Bottas, que parece no haber aterrizado aún mentalmente (físicamente sí, pese al susto del jueves) y no pasó del 10º. Peor fue por la tarde: el heptacampeón acabó 11º a más de un segundo y el finlandés 16º a más de dos.

¿Estrategia para no descubrir sus cartas o problemas reales? Los precedentes apuntan más a lo primero que a lo segundo, si bien habrá que esperar a confirmar esas sensaciones el sábado en la clasificación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento