La Euroliga planea ser una competición cerrada a partir de la temporada 2023-24

Logotipo de la Euroliga.
Logotipo de la Euroliga.
EUROLEAGUE

La Euroliga está trabajando para ser una competición cerrada a partir de la temporada 2023-24. Es decir, desde esa campaña serán siempre los mismos equipos y no habrá plazas para conjuntos que consigan un lugar por méritos deportivos.

La idea de la Euroliga es que se trate de una competición cerrada de un modo similar a la NBA y todos los equipos tengan plaza indefinida, independientemente de méritos deportivos o, por ejemplo, del conjunto que gane la Eurocup. Nada más que habrá una invitación y siempre teniendo en cuenta que haya que sustituir a algún equipo que pase por problemas financieros.

Esta decisión es la mayor muestra del enfrentamiento entre la Euroliga y la FIBA, así como las ligas nacionales, que abogan por premiar los méritos deportivos y los resultados. Además se trata del cierre hacia el que lleva ya varios años moviéndose la competición.

A día de hoy hay once equipos con plaza fija en la Euroliga, propietarios de la competición. Real Madrid, Barça, Baskonia, Anadolu Efes, Fenerbahçe, Olympiacos, Panathinaikos, CSKA Moscú, Maccabi Tel Aviv, Zalgiris y Armani Milan. Se espera que el Bayern Múnich y el ASVEL Villeurbanne se unan próximamente a la lista de equipos propietarios, aumentando así la lista a 13 clubes. Las cinco plazas restantes las ocuparán varios equipos que participarán en la Euroliga 2021-22: el Mónaco y el Unics Kazan (campeón y subcampeón de la Eurocup) y el Alba de Berlín, que lleva dos años consecutivos recibiendo invitación para formar parte de la máxima competición continental. Los dos equipos restantes serán el campeón de la Liga Adriática (Estrella Roja o Buducnost) y el Zenit de San Petersburgo por invitación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento