André Villas-Boas debutará en el Mundial de rallies mientras busca un nuevo equipo de fútbol al que entrenar

  • El técnico portugués, que ya ha participado en varios rallies y en el Dakar, estará al volante de un Citroen C3 del WRC3.
André Villas-Boas, con el Citroen C3
André Villas-Boas, con el Citroen C3
TW @Sports_and_You

La próxima edición del Rally de Portugal tendrá entre sus más de 100 inscritos a una figura ilustre del deporte luso cuyo éxito ha llegado de un ámbito totalmente ajeno al balompié: el entrenador André Villas-Boas.

El técnico, sin equipo desde su polémica dimisión del Olympique de Marsella en marzo, va a disputar la cita de su país al volante de un Citroen C3 Rally2 de la categoría WRC3, con su compatriota Gonçalo Magalhaes como copiloto. En esta categoría compartirá pista con algunas de las figuras más prometedoras de la cantera del Mundial, como los españoles Jan Solans o Pepe López.

La pasión de Villas-Boas por los rallies le viene de lejos. En 2018 disputó el rally Dakar con un Toyota Hilux (el mismo que, por ejemplo, años después llevó Fernando Alonso o con el que ganó Nasser Al-Attiyah), aunque no llegó a completarlo (abandonó con un traumatismo lumbar por un accidente en las dunas), y ya ha participado en varias pruebas de rallies con un relativo buen nivel. Este mismo año, para prepararse para el de Portugal, disputó el clásico Vieira do Minho.

Villas-Boas no es ni mucho menos el primer deportista de una disciplina ajena que da el paso a los rallies. En España destaca el caso del también exfutbolista Santi Cañizares, que ha disputado el campeonato de España con un Suzuki, o el del ciclista Óscar Pereiro, que también ha hecho sus pinitos al volante.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento