Lewis Hamilton culmina su mejor arranque de temporada en Fórmula 1, pero aún no es el gran favorito

Hamilton y Verstappen, en el podio del GP de España
Hamilton y Verstappen, en el podio del GP de España
EFE

Lewis Hamilton está cuajando un arranque de temporada casi inmejorable. Lleva tres victorias y un segundo puesto en las cuatro carreras disputadas, lo que ya es el mejor inicio en su carrera deportiva, empatado con el de 2015 cuando tuvo los mismos resultados pero con pleno de poles. Aquel año conquistó el tercero de los siete campeonatos del mundo que hoy tiene.

El heptacampeón, sin embargo, no se siente tan superior. En la general, de hecho, no lo es: tiene 94 puntos por 80 de su inmediato perseguidor, un Max Verstappen que le ha acosado en todas y cada una de las clasificaciones y carreras. El único domingo que no ha acabado con el británico primero ha sido el neerlandés, con Valtteri Bottas de convidado de piedra demostrando que es un piloto de un nivel muy inferior a ellos. El de 2021 es el mejor arranque de Hamilton en F1, pero también lo es el de Verstappen, que nunca había comenzado un año encadenando cuatro podios consecutivos.

Hamilton está incómodo en este escenario. La estrella rutilante de Red Bull está obligando no sólo a él sino a todo el equipo a no perder el foco, a no caer en el conformismo tras siete años de victorias aplastantes, lo que a la postre es bueno para la competición. Aunque ya parece que va a ser una temporada a dos, no será una anodina sucesión de carreras en las que la única emoción está en ver si Bottas falla o si Hamilton se duerme.

El heptacampeón ha asumido el reto de manera totalmente personal. Prueba de ello es que fue decisión suya cambiar la estrategia de la carrera del GP de España de una a dos paradas, toda vez que veía que era la ganadora. Red Bull (y Alpine, entre otros) se empeñaron en ir a una y cuando quisieron reaccionar ya era tarde.

Red Bull, no obstante, tiene que dar un paso adelante. Su clamoroso error en Montmeló les hizo ceder una victoria que tenían en la mano. Christian Horner, jefe de la escuadra de las bebidas energéticas, admitió que habían fallado y excusaron su lentitud a la hora de rectificar el plan previsto en un problema técnico de comunicación que hizo entrar a Verstappen a boxes cuando los mecánicos aún no se habían preparado.

En Mónaco no se lo podrán permitir, si quieren evitar que la distancia de Hamilton con Verstappen alcance casi una carrera de ventaja.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento