Fernando Alonso remonta hasta el 8º, Sainz se hunde por otra pifia de Ferrari y Hamilton triunfa en Portimao

Fernando Alonso, en el GP de Portugal
Fernando Alonso, en el GP de Portugal
XPB / James Moy Photography Ltd.

Lewis Hamilton conquistó la victoria del GP de Portugal de Fórmula 1, tercera carrera del año, en la que el heptacampeón demostró que no siempre necesita la pole para ganar. El británico se impuso a Max Verstappen y Valtteri Bottas, que protagonizaron una gran pelea durante toda la carrera.

Fernando Alonso demostró una gran capacidad de recuperación. El asturiano, tras una mala clasificación que le hizo salir 13º, acabó 8º, en una prueba de menos a más en la que sumó un buen botín de puntos, pese a verse de nuevo superado por Esteban Ocon. Menos fortuna tuvo Carlos Sainz, que tras salir 5º se acabó hundiendo por una decisión más que dudosa de Ferrari. La Scuderia no estuvo acertada en la estrategia, y se acabó hundiendo.

Gran salida de Sainz, mala de Alonso

En una arrancada más o menos cómoda de casi todos, uno de los más destacados fue Sainz. El madrileño ganó una posición para ponerse cuarto en los primeros compases de carrera, mientras por delante Bottas sostenía a Hamilton con Verstappen a rueda de ambos.

Por detrás, Alonso no tuvo una buena arrancada, al perder dos posiciones inicialmente aunque al final de la primera vuelta sólo había perdido una. Kimi Raikkonen se dio contra su compañero Antonio Giovinazzi y provocó el primer coche de seguridad de la carrera.

La reanudación no fue tan buena para Sainz. El madrileño cedió varias posiciones hasta caer a la sexta plaza, tanto con su excompañero Lando Norris como con Sergio Pérez.

Pero sin duda la mejor salida en esta relanzada fue la de Verstappen. El neerlandés leyó muy bien dónde ganarle la segunda plaza a Hamilton, que no pudo evitar que el de Red Bull le ganase la posición en el exterior de la primera curva, para ir después a la caza de Bottas por el liderato... pero Hamilton se revolvió.

El heptacampeón tardó una vuelta en poner el 'modo ataque' y además de recuperar la segunda plaza empezó a amenazar la primera plaza de su compañero. Tardó más vuelta de las esperadas, pero en la 20 Hamilton hizo valer sus galones para ponerse primero con un gran adelantamiento por el exterior.

Sainz abre la ronda de paradas en boxes

Al ser uno de los que salieron con neumáticos blandos, Carlos Sainz fue uno de los primeros en entrar a boxes para montar medios hasta el final. Las progresivas entradas permitieron, entre otras cosas, que Fernando Alonso empezase a rodar con buen ritmo sin tráfico. Eso le permitió ganar posiciones virtuales, contando con la estrategia y dando por hecho que iba a tener una buena parada después.

Por delante, los líderes resistieron hasta pasado el ecuador de la carrera para entrar a boxes, con un Verstappen quejándose de que tenía problemas con la tercera marcha. El neerlandés tuvo un susto serio cuando entró a boxes, cuando bloqueó al frenar para no pasarse de velocidad.

Poco le costó: Bottas fue el siguiente en parar a boxes, pero Verstappen le acabó adelantando gracias a que contaba con los neumáticos más calientes y en ritmo. El neerlandés le quitó la segunda posición, a expensas de que su compañero Sergio Pérez entrase a montar neumáticos nuevos. El mexicano, como casi siempre, fue de los últimos en parar.

Sainz empezó a ceder ritmo, hasta el punto de que cayó superado por Esteban Ocon, de nuevo el primer Alpine en carrera, por la 7ª posición momentánea.

Alonso se reta con Sainz por el 8º

Conforme llegó la recta final de la carrera, el ritmo de Fernando Alonso empezó a mejorar... conforme el de Sainz empeoraba. La gestión de los neumáticos empezó a costar cara al de Ferrari, mientras que al asturiano le vino muy bien guardarse gomas para el final. Su adelantamiento a Daniel Ricciardo, con un McLaren bastante más potente que el Alpine, lo dejó claro.

Sainz aguantó apenas un par de vueltas, mientras Alonso demostró que no se le ha olvidado adelantar. Al madrileño aún le costó aún más la pifia estratégica de Ferrari: acabó cayendo de la zona de puntos al verse sobrepasado por Ricciardo y Gasly.

En las dos últimas vueltas, Verstappen y Bottas entraron en boxes para retarse por el punto extra de la vuelta rápida, que se llevó el de Red Bull... en primera instancia, porque se pasó del límite de la curva 14 y se la quitaron.

El que no falló fue Lewis Hamilton, que culminó su 97ª victoria en Fórmula 1, sobre el neerlandés y su compañero. Y Alonso 8º, que hizo su mejor giro en la última vuelta. Una más, y el 7º de Ocon quizá hubiera peligrado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento