Verstappen culmina una enorme victoria sobre Hamilton, con Sainz 5º y Alonso 10º por sanción a Raikkonen

Max Verstappen celebra su victoria en Imola
Max Verstappen celebra su victoria en Imola
Red Bull Content Pool

Max Verstappen se llevó la victoria en el GP de Emilia Romaña, la segunda cita del Mundial de 2021 de Fórmula 1, que fue trepidante como parecía. Le acompañaron en el podio Lewis Hamilton, pese a un mal arranque, un accidente y una carrera a contrapié. El podio lo completó Lando Norris, confirmando el salto adelante de McLaren.

Para los españoles no fue tan mal como inicialmente parecía. Carlos Sainz, que partía 11º, acabó en una gran 5ª posición y por momentos parecía que iba a poder pelear por el podio. Fernando Alonso, en cambio, se quedó fuera de la zona de puntos, aunque al menos acabó. El asturiano acabó inicialmente 11º, pero una sanción a Kimi Raikkonen le permitió subir un puesto y sumar su primer punto.

No fue una buena carrera para el asturiano, no obstante, y ya empezó mal para él: a una hora de la salida se puso a jarrear agua... y Alonso se fue contra el muro. Tuvo que volver a boxes para que le sustituyeran el morro y, de paso, le cambiaran los neumáticos.

Pudo volver sin problemas a la parrilla, pese al susto, y pudo tomar la salida con la pista mojada. Pero ya fue a contrapie.

Verstappen se va, accidente de Latifi

En una salida con lluvia y muy complicada, Verstappen demostró que es un piloto fuera de serie. Por fuera de la curva 1, le quitó la posición tanto a Hamilton como a su compañero 'Checo' Pérez. El heptacampeón se vio arrinconado por el neerlandés, y en el intento de defender la posición acabó subiéndose por los disuasores amarillos de la salida de la chicane y se dio un fuerte golpe.

Por detrás, Carlos Sainz tuvo una salida de pista, mientras que Alonso con neumáticos intermedios sufrió para aguantar en pista. En esas estaban cuando Nicholas Latifi y Nikita Mazepin se chocaron en la recta de atrás. Sorprendentemente no fue culpa del ruso.

El caótico arranque de este Gran Premio no acabó ahí. Mientras estaban retirando el Williams accidentado, Mick Schumacher se fue contra el muro en la salida de la calle de boxes... y provocó que se cerrara el 'pitlane'. El hijo del heptacampeón del mundo se vio obligado a dar varias vueltas sin el morro por el accidente.

Con la reanudación, uno de los mejores fue Sainz, que ganó dos posiciones en condiciones muy complejas, para meterse en una refriega espectacular con Pierre Gasly y Lando Norris por la sexta plaza. Por detrás, mucho más gris, Fenrando Alonso pugnaba con la 15ª plaza... pero con problemas. De hecho, tuvo un par de salidas de pista muy poco esperanzadoras y acabó siendo doblado por Verstappen conforme se iba secando la pista.

La pista empieza a secarse

Sebastian Vettel se jugó la melena al ser el primero en poner neumáticos de seco, dado que la pista empezó a secarse y a hacer carril. Eso hizo que muchos empezasen a considerar jugársela, entre los que estaba el propio Lewis Hamilton.

Sin embargo, fue Verstappen quien apostó primero... y le salió bien. Red Bull le hizo entrar a poner neumáticos secos y obligó a Hamilton a seguirle una vuelta después. La fortuna le sonrió al neerlandés, porque la parada en Mercedes no fue buena. Un preludio para lo que después les pasaría.

Fuerte accidente de Bottas y Russell

Con la pista secándose sólo en un carril, salirse al punto mojado era un serio problema. Lo comprobó Hamilton, que se salió y acabó dándose contra el muro. No fue demasiado grave para él, si bien le mandó lejos de la zona de arriba, ya que justo después ocurrió otro de los grandes incidentes de esta carrera.

George Russell y Valtteri Bottas estaban luchando por posición cuando el de Williams pisó la zona exterior, con hierba mojada. Eso le hizo perder el control de su monoplaza y el trompo consecuente hizo que se llevara por delante al de Mercedes (a quien quiere sustituir a no mucho tardar).

El enfado de ambos, porque se culpaban entre sí, fue notable. La consecuente bandera roja a falta de 29 vueltas hizo que se reiniciase una carrera al sprint.

Uno de los grandes beneficiados de este accidente fue el propio Hamilton, que vio cómo 'sólo' caída al 9º puesto. Otro que también se vio beneficiado fue Sainz, 5º en el momento del parón, o Alonso, 12º y con opciones a puntos. Pero sobre todo a Charles Leclerc, que se vio segundo y detrás de Verstappen luchando por la victoria, con Lando Norris tercero.

'Pechofriada' de Leclerc

La reanudación estuvo a punto de tener un cambio de líder, si Leclerc hubiera estado espabilado. Las difíciles condiciones de la pista, aún con zonas mojadas, hizo que varios pilotos se salieran pese a ir detrás del coche de seguridad.

Entre ellos estaba el propio Verstappen, que tuvo la fortuna de que su salida de pista no fue muy seria y aguantó el primer puesto. Oportunidad perdida de Leclerc, que además vio cómo Lando Norris le quitaba la segunda plaza.

La situación se puso pronto de cara para Sainz. 'Checo' Pérez se salió cuando iba en el 'top 5', lo que permitió que el madrileño subiera una posición, aunque en zona de nadie. La opción del podio estaba cerca para él, y de ver a dos pilotos rojos en el cajón para Ferrari.

Mientras, por detrás intentando alanzar la zona de puntos, Alonso pugnaba con Gasly, Ocon y Vettel por ser 10º. Pobre botín, pero no hay para más.

Hamilton rompe la burbuja del podio de Sainz

Norris empezó a perder mucho ritmo con sus ruedas, dejando a Verstappen sólo por la victoria, y de paso poniendo la pelea por el podio al rojo vivo.

Leclerc se vio peleando con el de McLaren, mientras por detrás Sainz se le acercaba. El problema para ambos es que Hamilton venía con ganas de resarcirse de esa salida de pista que le dejó fuera de pista antes del parón. El primero en caer fue Sainz, y Leclerc resistió poco más.

Norris le presentó batalla también, pero finalmente claudicó con el heptacampeón, que salvó más que de sobra los muebles vista la carrera que tuvo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento