Rubiales garantiza que Cala y Diakhaby tendrán "el mismo trato" en los órganos de la RFEF

El presidente de la RFEF Luis Rubiales comparece para anunciar las medidas adoptadas por el coronavirus
El presidente de la RFEF Luis Rubiales.
RFEF - Archivo

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, ha afirmado este viernes que tanto Juan Cala como Mouctar Diakhaby "tendrán el mismo trato en los órganos federativos" sobre el episodio relacionado con un presunto insulto racista del defensa del Cádiz hacia el jugador valencianista durante el partido que enfrentó a ambos equipos el pasado 4 de abril.

Así lo ha expresado con ocasión de un encuentro informativo de Europa Press Andalucía, celebrado en Sevilla, de la mano de la Fundación Cajasol y con el patrocinio de Atlantic Copper, Cepsa y Laboratorios Vir, con la participación también del consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda.

En un formato de diálogo moderado por el delegado de Europa Press Andalucía, Francisco Morón, Rubiales e Imbroda han presentado en este foro la final de la Copa del Rey de fútbol que disputan este sábado el Fútbol Club Barcelona y el Athletic Club de Bilbao en el Estadio de la Cartuja, que ya acogió dos semanas antes la edición de 2020 de la final de la misma competición.

Rubiales ha señalado que "lo que diga o haga se va a entender fuera de mis competencias, por lo que debo mantenerme al margen de los órganos de competición". El presidente de la Federación Española de Fútbol ha destacado la labor seguida por la RFEF desde la finalización de ese encuentro. "Hay una denuncia y una persona que tiene todo el derecho del mundo a ser tratado con la presunción de inocencia. Como cada lunes, la Federación reunió a su Comité de Integridad, que dio traslado al de Competición, que se reúne cada miércoles...", ha añadido, al tiempo que ha destacado que se está siguiendo con los trámites marcados.

En todo caso, se trata de "hechos puntuales", sobre los que "no debería pronunciarme por mi condición de presidente, pero puedo asegurar que ambas partes tendrán todas las garantías en este proceso".

Por su parte, el consejero andaluz de Educación y Deporte ha subrayado que "no es justo que por un caso puntual, donde debe intervenir la presunción de inocencia, se haga una causa general". "De decenas de miles de encuentros que se disputan cada fin de semana, en uno de ellos, uno parece que dijo o que el otro le entendió y esa causa cubre como una nube al resto". "Apelo a la sociedad. No somos una sociedad racista; se producen casos puntuales, que puede haberlos", ha añadido Imbroda.

El asunto en cuestión tiene su origen en una acusación del central del Valencia, que señaló al andaluz de haberle llamado "negro de mierda" durante un lance del encuentro, lo que provocó que decidiese abandonar el terreno de juego, acompañado por el resto de sus compañeros. El jugador cadista negó en todo momento haberse dirigido en esos términos, asegurando que el defensa francés se lo había "inventado" o lo había "entendido mal".

El Comité de Competición de la RFEF decidió abrir un expediente disciplinario el miércoles de la pasada semana, mientras que LaLiga inició el día después del encuentro un procedimiento interno de investigación para esclarecer lo que había pasado, aunque finalmente no ha encontrado pruebas para acusar a Cala.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento