Cuatro comidas 'on the go' para recuperar fuerzas después del deporte

Comer adecuadamente antes y después de entrenar nos ayudará a conseguir nuestros objetivos deportivos.
Comer adecuadamente antes y después de entrenar nos ayudará a conseguir nuestros objetivos deportivos.
Lifespan

La alimentación es la clave para conseguir nuestros objetivos deportivos, sea que entrenemos en el gimnasio, en la calle o en casa. Tampoco importa el tipo de deporte que hayamos escogido practicar, ya que cualquier tipo de actividad física aporta beneficios al organismo y, junto con las comidas, se consigue alcanzar ese déficit o superávit calórico deseado. 

Sin embargo, no solo hay que centrarse en el desayuno, la comida y la cena. Las ingestas después del entrenamiento son igual de importantes y, muchas veces, ni pensamos en ellas al no volver a pasar por casa después del gimnasio o de la sesión de running o crossfit. 

Para aquellos y aquellas que después del entrenamiento van directamente al trabajo, quedan con amigos o simplemente no vuelven a pasar por casa, cabe recordar que hay que comer después de entrenar. El dietista-nutricionista Nano Alútiz recalca que, además, esas ingestas han de ser "nutritivas" y hay que darle la importancia suficiente a las proteínas, ya que "ni por casualidad" solemos llegar a nuestro aporte diario necesario. 

Cuatro opciones fáciles de llevar

Priorizando la ingesta proteica, añadiendo los carbohidratos necesarios y reduciendo las grasas, Nano ofrece cuatro opciones nutritivas, ricas y muy fáciles de llevar en la bolsa del gimnasio, del trabajo o en la mochila para recuperar después de una sesión de ejercicio:

  • Opción 1. Llevar un pequeño paquete de pechuga de pavo, lomo embuchado o jamón cocido con unas tortitas de arroz, de maíz, pan wasa o crackers. Los primeros ingredientes tienen un alto aporte proteico y los segundos completarán el snack con algo de hidratos. 
  • ​Opción 2. Cada vez están más de moda los snacks proteicos como las barritas de chocolate, que aportan al menos 20 gramos de proteína en una ingesta rápida y cómoda. Completarlas con una pieza de fruta da como resultado con tentempié completo.
  • ​Opción 3. Siguiendo con la suplementación, las proteínas en polvo son fácilmente transportables y aportan en un batido otros 20 gramos de este nutriente. Con una pieza de fruta, resuelven igual de bien la comida post-entreno. 
  • ​Opción 4. Lo mejor de esta opción es que se puede llevar hecha desde casa o, en el caso de necesitarlo, se puede pedir en cualquier bar. Un mini de tortilla, atún o jamón es tan buena opción como cualquiera de las anteriores.

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento