Hamilton y la FIA, retratados: se saltó 29 veces los límites de la curva 4 de Bahréin por la que Verstappen perdió la carrera

Hamilton y Verstappen, durante el GP de Bahréin
Hamilton y Verstappen, durante el GP de Bahréin
AFP7 vía Europa Press

La temporada 2021 de Fórmula 1 ya tiene su primera polémica: la victoria de Lewis Hamilton en Bahréin se produjo después de que a Max Verstappen le pidieran devolver la posición.

El motivo de semejante aviso por radio fue que había usado la parte exterior de la curva 4 del razado de Sakhir para sostener la posición frente a la defensa del heptacampeón. La acción no deja lugar a dudas: Verstappen usó una zona ilegal, según la normativa general en cualquier circuito, pero que en este caso no estaba tan claro que no se pudiera usar.

Esa curva 4 ya es una vieja conocida de los pilotos. Desde hace años, todos los pilotos la tienen como un punto perfecto para estirar la trazada buena, ya que al tener asfalto apenas notan un cambio de agarre con respecto a la pista. La solución sería poner grava, pero de momento no se ha cambiado.

Según contó Hamilton, principal beneficiado, los comisarios advirtieron en la reunión de pilotos con la FIA que no podrían usar ese exterior de la curva 4 ni en los entrenamientos libres ni en la clasificación, so pena de que les eliminaran los tiempos obtenidos. A Valtteri Bottas le quitaron ocho vueltas por este motivo, por ejemplo, en la jornada del viernes.

Sin embargo, para carrera sí se podía usar... o eso dijeron. Los comisarios dieron pista libre de facto, ya que señalaron que ese punto no sería monitorizado y a efectos prácticos permitieron saltarse la norma general: los coches no deben pisar con sus cuatro ruedas por fuera de la línea blanca que delimita el asfalto y la escapatoria.

Esto propició que muchos pilotos se lo saltasen. El propio Hamilton fue el primero: como desveló la retransmisión televisiva, al menos en 29 de las 56 vueltas que compuso el GP de Bahréin trazó la curva 4 por la escapatoria. En ninguna de ellas fue advertido ni mucho menos penalizado.

La polémica llega porque los comisarios cambiaron de criterio en mitad de la carrera. El expiloto Emanuele Pirro (que ya ha sido objeto de polémica en otros GPs), Tim Mayer, Mazen Al-Hilli y Richard Norbury, además del director de carrera Michael Masi, decidieron después de que ya se hubiera tomado la salida que los pilotos sí serían advertidos e incluso sancionados si se saltaban los límites de la curva 4 para ganar ventaja en un adelantamiento.

"Todos tenían claro que no lo vigilaríamos durante la carrera. Pero luego vimos que algunos equipos estaban abusando de él, haciéndolo en cada vuelta, y esa no era la intención", justificó Masi.

Por eso llamaron a Red Bull, ante una eventual sanción, y estos avisaron a Verstappen, que aún así tardó tres curvas más en devolver la posición a Hamilton. Su enfado ante lo que considera una profunda injusticia quedó claro ya que ni siquiera intentó contraatacar.

Hamilton y Verstappen no fueron los únicos en saltarse ese límite de la curva 4. Esteban Ocon, por ejemplo, también hizo un adelantamiento valiéndose de esa escapatoria de asfalto y, como el vencedor de la prueba, no fue ni sancionado ni advertido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento