Viernes de dolores para Fernando Alonso y de esperanza para Carlos Sainz en los libres del GP de Bahréin

Fernando Alonso, en el GP de Bahréin
Fernando Alonso, en el GP de Bahréin
Alpine F1 Team

La temporada 2021 de Fórmula 1 echó a andar con los entrenamientos libres del viernes GP de Bahréin, que entre muchas novedades estrenó formato: ahora serán de una hora y no de hora y media. Esto hizo que se modificase el plan de trabajo y todo se comprimiese.

El primer día de trabajo dejó ya algunos indicios: Mercedes no está tan mal como parecía en la pretemporada (aunque no tan bien como desearían), Red Bull va a ser su piedra en el zapato, Ferrari ha recuperado el paso, McLaren ha dado un salto... y Alpine está mal, sin paliativos.

La primera certeza confirmada es que los problemas de Lewis Hamilton y Mercedes en los test ya están resueltos. Aunque Max Verstappen fue el más rápido de la mañana y de la tarde, tanto Valtteri Bottas por la mañana como el propio heptacampeón por la tarde se metieron entre los tres primeros, aunque no como los hombres más rápidos.

La sorpresa (relativa) de esta jornada fue ver al McLaren, con el cambio al motor suministrado por los campeones, que han dado un paso adelante. Red Bull ya se auguraba como que, al menos, iba a estar a la misma altura que los Mercedes y han arrancado incluso por delante. Lando Norris tuvo un viernes brillante, en ambas sesiones con un 'top 3'

La segunda tanda, la nocturna, ya en condiciones similares a las que se verán en pista, dejó una igualdad extrema: los 15 primeros acabaron en el mismo segundo. 

En esta situación, Carlos Sainz dio el 'do' de pecho y tras un octavo puesto por la mañana mejoró hasta un 'top 5', con un cuarto mejor tiempo que hizo soñar especialmente en referencia a Lewis Hamilton, que se quedó a más de dos décimas de un Verstappen que arranca muy fuerte este año. La presencia del español ahí da motivos para ser optimistas con él... porque con Fernando Alonso tocará sufrir más.

Alonso, mal por la mañana... y por la tarde

El primero en salir a pista en esta temporada 2021 fue Fernando Alonso. Toda una declaración de intenciones, tanto por las ganas que tiene de hacer kilómetros, como por la necesidad de Alpine de acabar de encajar las piezas. 

El rendimiento del coche francés, tanto con neumáticos duros como blandos y tanto por la mañana como por la tarde, estuvo muy por detrás de los mejores.

No es que no llegara al 'top 10', es que en ningún momento tuvo opciones. En la primera sesión fue 16º y en la segunda, 15º. La sensación de que a Alpine le queda trabajo, algo que Alonso ya avanzaba tras los test, se ha ido confirmando. Además, ese A521 no parece demasiado dócil de pilotar y aunque son sólo unos libres, no es la mejor manera de arrancar en su regreso a la competición.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento