Fernando Alonso, "como si nunca se hubiera ido", ya detecta los puntos a mejorar en el Alpine A521

Fernando Alonso, durante los test de Bahréin
Fernando Alonso, durante los test de Bahréin
XPB / James Moy Photography Ltd.

El ansiado estreno de Fernando Alonso al volante del Alpine A521 confirmó lo que ya se había barruntado en los meses previos: ha vuelto con un hambre voraz.

Si en el primer día de los test los pasó yendo de arriba abajo sin parar para informarse de cada detalle que ocurría en la pista con Esteban Ocon, en el segundo ha aprovechado cada una de las 128 vueltas que ha tenido oportunidad de rodar. Desde el principio ha entendido que los pequeños ajustes de la normativa han convertido este coche en algo con mucho potencial pero que aún hay que pulir.

"Completamos muchas vueltas y seguimos el programa que estaba planeado, así que eso es bueno, pero tenemos que sentarnos y analizar todo", aseguraba el español nada más bajarse del coche. Tras haber dado una distancia equivalente a dos Grandes Premios aquí (pecata minuta al lado de un hombre que se ha bregado estos dos años en el Mundial de Resistencia, entre otras), ha entendido que aún tienen que mejorar en varios aspectos.

Y es que el Alpine es un coche bastante distinto al del resto de la parrilla. Visualmente se detecta: la tapa motor, lo que va desde la espalda del piloto hasta el alerón trasero, es mucho más ancho que las de los demás coches de la parrilla. Eso afecta a su comportamiento, algo más nervioso y diferente a lo que Alonso esperaba o había previsto en el simulador. 

"El coche fue muy bien hoy, pero creo que todavía tenemos que entender un poco mejor las características del nuevo paquete aerodinámico", admitió.

Lo cierto es que su adaptación ha sido instantánea. La propia Fórmula 1 desde sus redes sociales ha compartido un vídeo de una vuelta de Alonso que no puede ser más elocuente en su título: "Como si nunca se hubiera ido".

Alonso no usó las ruedas más competitivas este sábado, y dedicará buena parte de la tarde del domingo a ello. Prueba de que no era el día para buscar tiempos es que su mejor vuelta del día la marcó por la mañana, cuando aún la pista y el asfalto no estaba en perfectas condiciones, y con el neumático C2 de Pirelli, el segundo más duro de la gama.

Si todo va bien, este domingo bajarán sus tiempos y mejorarán aún más sus sensaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento