Dmitrovic, el portero del Eibar, vuelve a tirar un penalti tras su último gol... pero esta vez no le acompañó la fortuna

Dmitrovic falla un penalti
Dmitrovic falla un penalti
EFE

Marko Dmitrovic comenzó su andadura para ser el Chilavert o Rogério Ceni del fútbol español después de que el pasado mes de enero se atreviese a ejecutar un penalti, ante la flagrante mala racha del Eibar desde el punto fatídico. Después de su gol contra, nada más y nada menos, el Atlético de Madrid, este sábado ha vuelto a tirar de galones contra el Cádiz.

Sin embargo, esta vez la fortuna no estuvo de su lado. Si bien su disparo iba a puerta con potencia, su colocación, un poco centrada, hizo que el meta amarillo Jeremías Ledesma protagonizase una estupenda estirada para detener el lanzamiento y evitar el segundo tanto en la carrera del serbio.

Una parada que valió por tres puntos, ya que hubiese supuesto el empate del Eibar, después del gol de los andaluces en la primera mitad, obra de Álvaro Negredo. De ese modo, los de Mendilibar suman una nueva derrota a su casillero y siguen en su caída en picado en la clasificación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento