El Flamengo vuelve a ser campeón en Brasil en una última jornada de infarto

  • El equipo de Río perdió ante el Sao Paulo, pero se hizo con el título gracias al empate entre Internacional y Corinthians.
Los jugadores del Flamengo celebran la consecución del Campeonato Brasileño Serie A, en el estadio Morumbi de Sao Paulo (Brasil).
Los jugadores del Flamengo celebran la consecución del Campeonato Brasileño Serie A, en el estadio Morumbi de Sao Paulo (Brasil).
FERNANDO BIZERRA / EFE

El Flamengo renovó este jueves el título brasileño en una última jornada de vértigo en la que perdió por 2-1 frente al Sao Paulo y contó con la impotencia del Inter, que empató con Corinthians (0-0) cuando un triunfo le hubiera dado el campeonato.

Si el Internacional hubiera ganado en su fortín de Porto Alegre la historia habría sido diferente, pero su incapacidad para romper el cerrojo defensivo del Corinthians acabó dándole el título al Flamengo, que llegó a la última jornada con dos puntos de ventaja.

El Flamengo no fue la apisonadora de la pasada temporada, en la que ganó el campeonato nacional y la Copa Libertadores, pero igual se mantuvo como el mejor equipo de Brasil tras la marcha del técnico portugués Jorge Jesús, una breve fase bajo las riendas del español Domenec Torrent y finalmente dirigido por Rogério Ceni.

Sin embargo, fue impotente en el partido decisivo frente a un Sao Paulo dirigido por Marcos Vizolli, quien está en forma interina al frente del equipo cuyas riendas asumirá esta semana el argentino Hernán Crespo.

Fortaleza defensiva

El Sao Paulo se plantó desde el principio en defensa con tres centrales, pobló el medio del campo con cinco jugadores y dejó en el ataque solamente a Luciano y Pablo.

Con la iniciativa regalada por el Sao Paulo, el Flamengo se hizo con el dominio del juego y comenzó a llegar con peligro en el minuto seis, cuando Gabigol lanzó por encima del travesaño un balón que le cayó servido después de un tiro de esquina.

Esa fue la tónica durante toda la primera etapa, pero uno de los pocos contraataques del Sao Paulo acabó con una falta al filo del área que Luciano convirtió en gol, para consagrarse como artillero del campeonato, con 18 tantos.

La presión del Flamengo fue mayor en el segundo tiempo y aunque no parecía ser la noche de Gabigol apareció Bruno Henrique de cabeza para empatar en el minuto 50 y comenzar a acariciar el título.

Sin embargo, una salida equivocada del portero Souza y un balón perdido que cayó en los pies del efectivo Pablo volvieron a poner en ventaja al Sao Paulo a los 58 minutos y llevaron la definición hasta el último minuto del torneo.

El VAR, decisivo en Porto Alegre

En Porto Alegre, el Internacional recibió al Corinthians con la obligación de ganar y esperar un empate o derrota del Flamengo, pero el equipo colorado no pudo y sufrió a mares con el VAR, que le anuló un penalti y dos goles, ambos por posición adelantada.

El equipo colorado se quedó con un digno segundo lugar, pero con la sensación amarga de haber dejado escapar el campeonato, que no consigue desde hace 42 años con el empate frente al Corinthians.

El Flamengo como campeón, el Inter, el Atlético Mineiro y el Sao Paulo, que quedaron en ese orden en la clasificación, obtuvieron una plaza en la fase de grupos de la Libertadores.

Fluminense, Gremio y Santos disputarán la primera fase del torneo regional, al que se sumará el Palmeiras como campeón de la última edición.

En el otro extremo de la tabla, el Vasco da Gama, el Goias, el Coritiba y el Botafogo ocuparon los últimos cuatro lugares y jugarán el próximo Campeonato Brasileño en la Segunda División.

Sus lugares los ocuparán los ascendidos Chapecoense, América Mineiro, Juventude y Cuiabá. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento