El Barça no remata al Cádiz y se deja empatar por un penalti de Lenglet en el minuto 87

Serginho Dest y Jairo, durante el Barcelona - Cádiz
Serginho Dest y Jairo, durante el Barcelona - Cádiz
EFE

El Barcelona necesitaba superar con una victoria la humillante derrota con el PSG de Mbappé, y el Cádiz parecía que iba a ser su víctima idónea... pero no supieron rematar el encuentro.  

En el día en el que Messi se convertió en el blaugrana con más partidos en la historia de LaLiga, con 506, los de Álvaro Cervera consiguieron un meritorio 1-1 haciendo sólo un disparo entre los tres palos: el del penalti que marcó Álex Fernández.

El asedio culé fue total desde el primer minuto, pero el Cádiz sostuvo lo que pudo al Barça. Dos tiros de Messi fueron desviados por Ledesma, pero no pudo con el tercer disparo entre los tres palos que llegó de penalti. Pedri fue derribado entre dos defensas y el colegiado ni lo dudó. 

El capitán culé, con mucha parsimonia, hizo su segundo tanto desde los once metros en esta semana. En la reanudación, Sobrino tuvo una ocasión clarísima en la contra, pero a puerta vacía se encontró el balón y no pudo rematar bien. Fue el primer gol de Messi al Cádiz y ya son 38 equipos a los que ha anotado en Primera.

Con el marcador a favor, el Barça durmió aún más el ritmo del partido. Con el Cádiz echado atrás esperando una contra, el conjunto culé empezó a abrir balones a Dest, pero la velocidad fue nula.

Con el mismo guión, pero el Cádiz un poco más abierto, arrancó una segunda mitad en la que los andaluces mantuvieron la idea de intentar buscar una contra que costó que apareciera. El mejor de los cadistas fue el portero Ledesma, que sacó dos grandes manos a Griezmann y a Messi para evitar el 2-0.

En los últimos minutos de un soporífero partido, Riqui Puig mandó cerca de la escuadra un gran balón y cuando parecía que el Barça iba a poder llevarse la victoria, apareció un inesperado aliado del Cádiz: Clement Lenglet

Corría el minuto 87 cuando el francés cometió un absurdo penalti que dio alas a los de Cervera. Álex Fernández no se lo pensó y batió por bajo y fácil a Ter Stegen para empatar 1-1. Fue el primer y único tiro del Cádiz entre los tres palos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento