¿Quieres apuntarte al gimnasio? Echa un vistazo a esta guía de las actividades dirigidas que podrás encontrar

Gente haciendo deporte en el gimnasio.
Gente haciendo deporte en el gimnasio.
ELENA BUENAVISTA

A la hora de hacer deporte, mucha gente escoge el gimnasio como una opción cómoda y adaptable en la que, además, se cuenta con la ayuda de un monitor que puede estar atento para explicarnos cómo hacer los ejercicios o evitar que nos lesionemos. Además, en la gran mayoría de centros deportivos se cuenta con una larga lista de actividades dirigidas, entre cuyas ventajas se encuentra la motivación de hacer un deporte en grupo, la obligación de acudir a un horario concreto y la seguridad de contar con un profesional que explique la ejecución de cada ejercicio. 

Pero, ¿cómo saber qué actividad elegir? Cada sesión es todo un mundo que ofrece desde beneficios cardiovasculares y de resistencia hasta el desarrollo muscular, pasando por la diversión de las clases más bailadas y la relajación de las sesiones como el pilates o el yoga. Si te has apuntado al gimnasio y no sabes qué actividad escoger, esta guía es para ti:

  • Body Pump o G-Body. Ambas sesiones buscan trabajar la resistencia del cuerpo utilizando pesos adecuados al nivel del alumno. Se trata de coreografías con música que ejercitan todo el cuerpo y mejoran el nivel cardiovascular y muscular. 
  • ​GAP o abdominales. Son actividades de una duración más corta que trabajan músculos específicos, como los glúteos, los abdominales y las piernas. 
  • ​CardioBox o Body Combat. Mezclan, con coreografías, el trabajo de cardio y las técnicas de diferentes artes marciales como la capoeira, el boxeo o el 'kickboxing'. Ideal para activar todo el cuerpo y hacer un trabajo explosivo. 
  • Burn, HIIT o Tabata. Estas rutinas pueden hacerse de manera individual o en grupo y consisten en series de ejercicios, sobre todo funcionales, ejecutados al máximo esfuerzo con tiempos cortos de recuperación.
  • ​Spinning. Una de las actividades más míticas del gimnasio. Las clases de spinning o ciclismo indoor trabajan la capacidad cardiovascular y la resistencia sobre una bicicleta estática. 
  • ​Aquagym. El aquagym es una rutina de ejercicios funcionales en el agua, lo que reduce el impacto de los ejercicios sobre las articulaciones. 
  • ​Step o Zumba. Ambas sesiones, la primera con un step, desarrollan coreografías al ritmo de música con un gran ejercicio cardiovascular. La primera es más del estilo aeróbic y, la segunda, más libre y con más componente de baile.
  • ​Pilates. Es un entrenamiento completo que trabaja de tanto lo físico como lo mental. Fortalece los músculos, mejora la postura e incrementa la flexibilidad a la vez que relaja la mente y equilibra el cuerpo.
  • ​Yoga. Este deporte de origen indio mejora la flexibilidad y la conexión entre el cuerpo y la mente durante la ejecución de una serie de figuras en las que interviene la fuerza pero también la meditación y la respiración.

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento