El fútbol femenino español estalla por la cantidad de suspensiones de partidos con un duro comunicado

Real Madrid - FC Barcelona femenino
Real Madrid - FC Barcelona femenino
EFE

Todas las competiciones están sobreviviendo como pueden mientras el avance del coronavirus lo permite. No hay torneo, deporte o equipo en el que al menos un componente se haya infectado, pero mientras algunas disciplinas tienen protocolos y test asegurados, otros no.

La diferencia entre lo que pasa con el fútbol profesional y el no profesional en España ha hecho que las futbolistas de Primera Iberdrola emitan un comunicado muy duro, hartas de ver cómo en cada jornada les suspenden no menos de un encuentro desde que ha comenzado la temporada. El FC Barcelona, por ejemplo, ha visto cómo les han suspendido cinco partidos en lo que va de temporada.

El problema no es tanto que les suspendan encuentros, ya que entienden que lo primero es la salud, sino que para ellas no hay margen de movimiento: a la mínima sospecha, partido suspendido. No hace falta ni siquiera un positivo en la expedición, como ocurrió en el Real Madrid - EDF Logroño, que se canceló el partido apenas unos minutos antes de que arrancara porque el jefe de prensa del equipo riojano había sido contacto estrecho de un positivo. 

El Real Madrid - EDF Logroño se suspendió porque el jefe de prensa de las riojanas tuvo contacto estrecho con un positivo

La situación no sólo afecta a la máxima categoría del fútbol femenino, sino también en las masculinas no profesionales, como Segunda B y Tercera. En cambio, en Segunda y Primera División, el fútbol profesional (y dependiente de LaLiga) se pueden disputar partidos pese a positivos en sus plantillas, como demuestra el último caso con las infecciones de Carrasco y Hermoso en el Atlético de Madrid o el de Láinez en el Betis, por citar sólo dos de los últimos.

El fútbol no profesional depende del protocolo de la RFEF, y es al ente presidido por Luis Rubiales a quien han dirigido las futbolistas un comunicado que han publicado varias en sus redes sociales:

"Como jugadoras de la Primera Iberdrola y conocedoras de la actual situación de pandemia en la que nos encontramos, entendiendo la saludo como prioridad, comunicamos que:

Tras varias y extensas reuniones con la Real Federación Española de Fútbol para tratar el tema de la gestión de la Primera Iberdrola y debido a no llegar a un acuerdo común queremos mostrar nuestra necesidad de determinar un protocolo más concreto, con test y resultados de éstos más controlados y bajo una normativa que se cumpla a no ser que existan casos límites y excepcionales. Creemos que es de vital importancia tener un protocolo que nos proteja y sobre todo que se cumpla para poder desarrollar nuestra competición.

No buscamos soluciones rápidas sino eficientes, firmes y justas para los diferentes casos que existan. Para ello propusimos diferentes reuniones y proponemos mediante este comunicado:

- Intentar priorizar los partidos aplazados en la primera vuelta, en la medida de lo posible.

- Disputar los encuentros si ambos equipos tienen el mínimo de jugadoras disponibles que se exigen para disputarse un partido.

Para ello, pedimos la ayuda de la Real Federación Española de Fútbol, responsable de nuestra liga, para que modifique lo que sea necesario del protocolo y garantizar que nuestra competición pueda llevarse de manera continua y evitar así una liga adulterada llena de incertidumbres.

Queremos soluciones. Queremos jugar. Queremos fútbol femenino.

Respetuosamente, jugadora de la Primera Iberdrola".

Las internacionales Alexia Putellas (FC Barcelona), Ivana Andrés (Real Madrid) o Amanda Sampedro (Atlético de Madrid) han sido tres ejemplos de jugadoras que han compartido el mismo comunicado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento