El Barça salva los muebles en Copa ante un Rayo que les obligó a remontar

Riqui Puig, en el Rayo-Barcelona
Riqui Puig, en el Rayo-Barcelona
EFE

El FC Barcelona se ha clasificado para cuartos de final de la Copa del Rey tras ganar 1-2 al Rayo Vallecano, en un encuentro en el que los blaugrana acabaron pidiendo la hora.

Fran García adelantó al conjunto madrileño mediada la segunda mitad, después de que el Barcelona estrellase tres balones al palo. Uno de ellos fue del retornado Leo Messi, titular después de sus dos partidos de sanción, y que tuvo que erigirse otra vez en héroe y salvador del conjunto culé. 

Los de Koeman espantaron el fantasma de otra prórroga y atajaron una ronda más en busca del título copero. Messi volvió al once tras su sanción por la Supercopa pero quien hizo de todo fue De Jong. El holandés, que crece y con él su equipo, estuvo en ambos goles y demostró físico y calidad para tirar del Barça

La falta de puntería pudo complicarle la visita a Vallecas a un Barça que sin mucho brillo tuvo buenas ocasiones en el primer tiempo. El Rayo quiso ser fiable y lo fue, pero se dejó huecos ante un buen despliegue de Messi, De Jong, Riqui y Busquets. El centro del campo fue la mesa de reunión de ambos equipos y el Barça tuvo además a Trincao por banda derecha con ganas de triunfar.

El portugués es quizá la mayor decepción en cuanto adaptación al proyecto de Koeman y ante el Rayo aprovechó para enseñar su casi olvidado uno contra uno. Así generó la más clara azulgrana, con una carrera que le llevó solo ante Dimitrievski. En la definición falló, cuando pudo asistir a Messi o Riqui, solos para rematar, pero volvió a intentarlo para casi forzar un penalti.

El Rayo apretó para complicar las cosas a los de Koeman y logró momentos de tranquilidad, pero sin duda Dimitrievski tuvo más trabajo que Neto. Riqui y De Jong se encontraron además con la madera, al igual que Messi en la reanudación. El Rayo volvió a salvarse, en una sucesión de llegadas visitantes por una defensa muy adelantaba que comenzaba a regalar en exceso.

Los de Iraola esquivaron el gol y demostraron más pegada que su prestigioso rival, llevando su momento al tanto de Fran García, jugador cedido por el Real Madrid. El Rayo abrió la lata pero también metió más madera en el Barça, con el triple cambio y entrada de Dembélé, Pedri y Alba. Aún emparejando cromos, el Rayo falló de nuevo a su espalda, en el pase en largo de De Jong.

Griezmann lo corrió para asistir a Messi, que empató a placer (1-1). El Rayo siguió fiel a su intención y 10 minutos después volvió a encajar por un balón a la espalda, esta vez con Alba mejorando a Junior y su pase de gol a un De Jong que no se cansa de subir a rematar. Pudo sentenciar Messi pero cumplió el Barça ante un Rayo que se centra ya en su intento de volver a Primera.

 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento