Un año sin Kobe Bryant: el legado de una leyenda del baloncesto

El escolta estrella de Los Ángeles Lakers, Kobe Bryant, en una foto de archivo.
Kobe Bryant, en una foto de archivo.
Paul Buck / EPA / EFE
Una pintura mural que homenajea a Kobe Bryant y su hija.
EUROPA PRESS

Kobe Bryant nos dejó el 26 de enero de 2020. Una fecha que quedará marcada en la mente de los aficionados al deporte en general y del baloncesto en particular. ‘La Mamba’ fallecía en un accidente de helicóptero junto a su hija Gigi y otras siete personas y el baloncesto se quedó huérfano de una de las mayores leyendas que jamás hayan pisado una cancha.

Lo que en principio fue un cúmulo de confusión y rumores acabó haciéndose realidad. La noticia de la muerte de Kobe Bryant conmocionó al mundo hace ahora un año. La sempiterna estrella de Los Angeles Lakers tenía 41 años y su adiós fue completamente inesperado. Se fue dejando atrás un legado de cinco anillos de campeón de la NBA y 33.643 puntos anotados en la Liga (cuarto máximo anotador de la historia).

Kobe Bryant un fiero competidor, un ganador nato y un líder, que incluso trascendió más allá del baloncesto al llevarse un Oscar por su corto de animación Dear Basketball en 2017. Era más que un deportista. Era un icono, tal y como quedó claro por las movilizaciones para honrar su memoria que tuvieron lugar en todos los rincones del Planeta nada más confirmarse la mala noticia. Daba igual que fuese baloncesto o no, que fuese deporte o no. El Mundo entero se despidió de Kobe.

El baloncesto,  huérfano sin Kobe

Camisetas, fotos, carteles, flores, muchas flores… El Staples Center donde juegan Los Angeles Lakers se convirtió en un punto de referencia para tener presente a Kobe Bryant. Casi un punto de peregrinaje que se llenó de recuerdos, abrazos y lágrimas. Las mismas que llenaron los ojos de un buen número de jugadores de la NBA que no daban crédito y que no pudieron reprimir sus emociones cuando tuvieron que pisar de nuevo un parqué. 

“En el baloncesto, en la vida, como padre. Kobe no se guardó nada en la recámara. Lo dio todo”. Michael Jordan, en el espejo en el que tantas y tantas veces se había fijado Bryant dejó estas palabras para el recuerdo. Unas de muchas. Compañeros y rivales se quisieron acordar de él. “Te fuiste demasiado pronto, cuando el próximo capítulo de tu vida sólo estaba empezando. Pero ahora es momento de que nosotros sigamos con tu legado”, comentó un Shaquille O’Neal como el que compartió victorias y odios, que acabaron en reconciliación con el paso de los años.

Murales para el recuerdo

Ante la imposibilidad de actos multitudinarios para recordar a Kobe, la ciudad de Los Angeles se ha convertido en un museo urbano con obras que hacen referencia a la leyenda de los Lakers. Los murales plagan las esquinas y sirven para que la figura de Bryant no caiga en el olvido a la par que de homenaje.

Siempre en la memoria de Pau Gasol

Kobe sigue presente a pesar del paso del tiempo. Pau Gasol, uno de sus mejores amigos, vuelve a rendirle homenaje como parte de un reportaje conmemorativo de ESPN. “Fue mi hermano y siempre será mi hermano”, asegura el jugador español, que ganó dos anillos de campeón de la NBA junto a Bryant. La conexión entre ellos dos fue automática, desde el mismo instante en el que Pau fue traspasado a los Lakers en 2008. 

En el primer partido, en Nueva Jersey, me estuvo hablando todo el rato en español. Ya fuera para marcar las jugadas o para darme cobertura. Quería conectar conmigo, que me fiara de él. A veces me ponía esa mirada suya sólo para engancharme. Cuanto tienes esa conexión con un tipo que no va a rebajarse a algo que sea menos que la excelencia le hacía ser un motivador muy potente”, recuerda Gasol.

El pívot estaba tan unido a Kobe que hasta puso a su pequeña Elisabet Gianna Gasol como middle name el nombre de la hija de un Kobe que siempre le empujó a ser mejor, siendo un ejemplo constante. “[Cuando se lesionó en 2013] se fue andando al vestuario con el Aquiles roto. ¿Quién hace eso?”, comenta Pau. “Es el hermano mayor que nunca tuve. Tenía un lado amoroso y cálido que creo que influencié. Le decía que estaba bien ser vulnerable y blando algunas veces. Trataba de ser el mejor padre del mundo, poniendo todo el amor que se pudiera en la relación que se mantiene entre un padre con una hija”.

La investigación del accidente sigue abierta

Un año después, las causas del accidente de helicóptero en el que iban Kobe Bryant y su hija siguen sin estar claras. Sin embargo ya se ha comunicado de forma oficial que la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte anunciará nuevos detalles como parte de la investigación que sigue en proceso. La niebla sigue tratándose como la principal causa de lo ocurrido, mientras que Vanessa Bryant sigue adelante con su denuncia a la empresa a la que pertenecía el helicóptero accidentado. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento