Se retira del motociclismo con sólo 25 años por el machismo que ya ha sufrido en su corta carrera profesional

  • La australiana Sharni Lee Pinfold deja el Mundial de Supersport 300 argumentando el exceso de machismo que ha visto.
Sharni Lee Pinfold, durante la pretemporada
Sharni Lee Pinfold, durante la pretemporada
FB Sharni Lee Pinfold

Los deportes de motor son, de momento, unas de las pocas disciplinas que cuentan con igualdad teórica entre mujeres y hombres. Dado que en ambos casos se depende de las máquinas que lleven, sobre el papel debería existir menos machismo que en otras actividades, pero no siempre es así.

En concreto, en el motociclismo hay muchos dejes que perjudican a las mujeres y algunas no están dispuestas a aceptarlo. Es el caso de la australiana Sharni Lee Pinfold, que a sus 25 años ha decidido poner fin a su carrera profesional pese a que contaba con un prometedor futuro.

Tras una participación más que discreta en el campeonato británico de SuperSport 300, disputó unas pocas carreras en el Mundial de la categoría donde han brillado otras mujeres, como la española Ana Carrasco. No llegó a clasificarse en ninguna de las pruebas que disputó, pero aún así recibió la llamada del RT Motorsports by SKM, el equipo oficial de Kawasaki para disputar el IDM, el campeonato alemán de motociclismo, para este 2021. Ella misma y el equipo habían anunciado con ilusión su fichaje y ya habían rodado para preparar la próxima temporada.

El problema es que, apenas unos meses después, se ha desencantado de todo. Pinfold sólo ha llegado a disputar la pretemporada con el equipo que la había confirmado en octubre y no sólo ha abandonado el barco de disputar el campeonato alemán, sino que incluso ha dicho que lo deja del todo.

Lo ha hecho en una extensa carta, en la que relata, entre otros motivos, que ha visto y sufrido actitudes machistas que no le han gustado nada:

"Este post es para anunciar la decisión que he tomado de alejarme de Motorsport.

Esta decisión no ha llegado a la ligera, aunque es viene con mi mejor sentimiento en el corazón.

Desde el principio de mi carrera, había tomado la decisión de darle el 100 %, sabiendo que para el final de la misma, la única opción es estar seguro de que hice todo lo que pude. Mi padre falleció justo antes de que yo comenzara a correr. Esto significaba que todo lo que he hecho, he estado solo por mi cuenta sin guía ni apoyo. Venir de un lugar sin apoyo financiero ni personal significaba que debía hacer mi carrera realidad con pura determinación y sacrificio, lo que me dejó a expensas de otras personas. Este enfoque significaba muchas lecciones por prueba y error y, como podéis imaginar, aprendí mucho de la manera más diícil difícil tratando de encontrar la mejor dirección para navegar en este deporte.

Mi carrera despegó como un cohete a tiempo completo en 2017, cuando me mudé por primera vez para trabajar para uno de mis patrocinadores con el fin de poder seguir corriendo. A partir de ese momento, tomé la decisi´´on de competir como no sólo algo que puedo hacer y disfrutar el fin de semana, sino algo que viví cada momento de cada día durante los siguientes 3 años. Cada acción, cada decisión fue tomada en base a mi carrera. Desde allí, vendí todo lo que tenía, compré un avión de ida al otro lado del mundo y trabajé a tiempo completo sin salario para continuar. He sacrificado muchas cosas, mi felicidad, mi estilo de vida, mi familia, mi salud mental y mi salud física. Sentí que las carreras eran el único significado que tenía para mi vida, así que fue como un pequeño precio que pagar en el momento.

A lo largo de mi viaje en el deporte de motor, he vivido y estado expuesta a muchos desafíos, algunos de los que me cuesta hablar. La mayoría de las dificultades a las que me he enfrentado se han basado en la falta de respeto y trato despectivo de las mujeres. Cosas que sé que nunca habría tenido que experimentar o estar expuesto si fuera un hombre.

"La mayoría de las dificultades a las que me he enfrentado se han basado en la falta de respeto y trato despectivo de las mujeres"

Llega un punto en el que basta, y siento que he llegado a ese punto. Siento que ya no quiero seguir expuesta a este comportamiento o que me traten de esta manera. Esto me entristece profundamente. Me entristece profundamente mirar los retos de mi propio viaje, y reconocer el hecho de que las mujeres que dedican sus vidas a perseguir sus sueños están siendo expuestas a esto y están siendo tratadas de esta manera. Este ha sido el factor principal que contribuyó a mi decisión de alejarme.

(...)

Mi amor por el deporte continúa y no estoy segura de lo que me depara el futuro. Estoy muy orgullosa de lo que he logrado en este deporte, y siento que es una pena que aún no haya podido desarrollar todo mi potencial. Quiero dar las gracias a todos los que me han apoyado, me han proporcionado oportunidades y a los amigos que he conocido en el camino. Espero que desde mi viaje pueda ayudar y animar a otros a saber que son dignos de todo lo que desean. Mi deseo para los demás es que sepan que nadie tiene el derecho de hacerte sentir indigno o incómodo, o que debes rechazar cualquier cosa que no se sienta bien contigo. Tu intuición es la guía más confiable que tenemos y las respuestas que buscamos están dentro de nosotros. Eres más fuerte de lo que piensas, y eres capaz de más de lo que crees".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento