Gauthier Mvumbi, la estrella de la selección del Congo de balonmano de 110 kilos y 1,92 metros

Gauthier Mvumbi, pívot de la selección de la R.D. Congo
Gauthier Mvumbi, pívot de la selección de la R.D. Congo
EFE

La selección de la República Democrática del Congo ha sido la gran protagonista de la apertura del Mundial de balonmano que arrancó el pasado día 13 de febrero. En su debut en el torneo, los africanos se enfrentaron al combinado argentino contra los que sucumbieron por 22 a 28, en un encuentro que estuvo marcado por un jugador en particular.

Fue el pívot Gauthier Mvumbi el que acaparó todas las miradas de los aficionados que seguían el encuentro. Sin obviar sus dimensiones, con 1,92 metros de altura y 110 kilos de peso, el congoleño dejó un auténtico repertorio de agilidad y potencia más allá de su físico.

Su labor en ataque en la primera mitad fue todo un incordio para los Gladiadores, que no lograban encontrar la forma de pararlo. Tres goles en tres tiros en los minutos que dispuso antes del descanso, al que se llegaba con un marcador ajustado. Ya tras la reanudación, consiguió firmar un gol más para terminar con cuatro tantos en los 11 minutos que jugó.

Pese a que Mvumbi no pudo evitar la derrota de los congoleños, el jugador del Dreux de la Nationale 2 (la cuarta división francesa) ya tiene los ojos puestos sobre él.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento