La NBA suspende el estreno de Rockets y Thunder por varios posibles contagios tras cortarse el pelo juntos

James Harden
James Harden
TW: @HoustonRockets

Los Houston Rockets no comenzarán finalmente la temporada de la NBA en la madrugada de este jueves, después de que se suspendiese el enfrentamiento contra los Oklahoma City Thunder, por el gran número de posibles contagios del equipo texano.

La polémica se desató cuando el jugador KJ Martin diese positivo en los tests protocolarios, causando que varios jugadores hayan tenido que ser puestos en cuarentena, como es el caso de Wall y Cousins, después de que se reuniesen para cortarse el pelo.

De esa manera, la NBA ha decidido suspender finalmente el encuentro, como ha recogido el gurú de la liga, Adrian Wojnarowski, debido a que los Rockets no podían contar con los ocho jugadores mínimos que se requieren.

"Tres jugadores de los Houston Rockets han dado positivo o indeterminado en sus tests de coronavirus como parte del programa de la NBA. Siguiendo el protocolo de contacto con un positivo, otros cuatro jugadores se encuentran en cuarentena en estos momentos", explica la asociación en una nota de prensa. 

Por su parte, James Harden también fue apartado, después de que se hiciese público un vídeo del jugador en un club de streaptease en Houston en el que podría estar violando los protocolos anti coronavirus. "Además, Harden no está disponible por una violación del Protocolo de Salud y Seguridad", informa la NBA en el comunicado.

El veterano jugador de los Rockets aseguró que cumplió el protocolo, que asistió a una cena sentado en la que estuvo solo media hora y que se marchó, separándose del grupo, desmintiendo la versión del club de striptease. Así, su participación en el encuentro solo se conocerá a última hora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento